Harry Potter basado en la evidencia


Harry Potter Basado en Pruebas?

Por si alguien cree que estamos exentos de escribir cualquier cosa, sin que otro se ocupe de evaluarla estan equivocados, un fanático de Harry Potter se ha dedicado a evaluar toda la obra, y ya publicó en su espacio virtual (mundopotter.com) al menos 25 incoherencias en la saga de libros escritos por la prolifica Rowling.

1. Hacer magia fuera de Hogwarts está prohibido. La tía de Harry Potter, Petunia Dursley, dice que Lily Potter, madre de Harry, siempre practicaba magia y llevaba objetos mágicos a su casa (pág. 51, capítulo 4, y pág. 73, capítulo 5). Al igual que Lily, otros personajes vulneran esa regla. Hermione, compañera de Harry, les cuenta a Ron y al propio aprendiz de mago que pasó las vacaciones practicando hechizos y conjuros (pág. 92, cap. 6).

2. Contradicciones inmortales. Al comienzo del primer libro explican que la piedra filosofal hace inmortal al que bebe su elixir (pág. 183, cap. 13). Más adelante, el mago y director de la escuela de Hogwarts, Albus Dumbledore, asegura que el alquimista Flamel posee el elixir y que éste y su esposa se lo beberán para resolver algunos asuntos pendientes… Y después ¡morir! (pág. 244, cap. 17).

3. Ajedrez sin reglas. Para conseguir la Piedra Filosofal, han de pasar por una serie de pruebas, entre ellas una partida de ajedrez humano, en la que los protagonistas son las piezas de un tablero gigante. Ron hace de caballo negro (pág. 231, cap. 16). Tras varios movimientos, Ron sacrifica su caballo para que Harry se coma a la reina. Según el libro, el caballo de Ron tiene que moverse de frente. Pero las reglas del ajedrez obligan a que se desplace en “L”. Ron debería haber sido descalificado (pág. 233).

4. Fantasmas que pueden beber. Cuando el basilisco petrificó a los estudiantes, también lo hizo con el fantasma Nick Casi Decapitado, pero después Dumbledore dijo que desharía el conjuro dándoles a beber la poción de mandrágora cultivada por la profesora Pomfrey (pág. 128, cap. 9).

5. Dominio y licencia precoz para tener varita mágica. Ron cuenta en el libro que, cuando tenía 3 años, su hermano Fred convirtió su osito de peluche en una araña gigantesca, como castigo por romperle el palo de su escoba. Fred debería tener 5 o 6 años por entonces y era demasiado joven para lograr un encantamiento tan avanzado y para tener varita mágica (pág. 137, cap. 9).

6. Gafas que no protegen. La gente que mira el basilisco (el monstruo guardado en la Cámara Secreta) muere, a menos que la persona lo mire a través de lentes, espejos, cristales o incluso a través de un fantasma. Sin embargo, Myrtle “la llorona” fue asesinada por el basilisco en el baño de chicas, a pesar de llevar lentes que debieron protegerla (pág. 253, cap. 16).

7. Linaje confuso. Cuando Tom Ryddle, que luego será el malvado mago Lord Voldemort, habla con Harry en la Cámara de los Secretos, le dice que ambos tienen varias cosas en común, una de ellas ser de “sangre sucia”. Pero los padres de Harry, ejercen como magos y tienen sangre mágica (págs. 266-267, cap. 17).

8. Un juicio a la ligera. Se pensó, equivocadamente, que Sirius Black, el padrino de Harry, era culpable de matar al guardián secreto, Peter Pettigrew. ¿Por qué el Ministerio de Magia no comprueba el último hechizo realizado con la varita de Sirius para saber si era responsable del fatídico Abra Kadabra como hacen en el cuarto libro?

9. Loco calendario. Los meses mágicos son diferentes a los nuestros. Agosto, por ejemplo, dura tres semanas en el tercer libro. En la primera semana llega la tía Marge. Una semana después, la hace flotar en el salón familiar. Luego Harry pasa dos semanas en el caldero chorreante y todo durante agosto (cap. 2 y a lo largo del 3 y 4).

10. Tres que son cuatro. En el partido de “quidditch” entre los equipos de Gryffindor y Ravenclaw, cuando Harry sigue la pelota dorada, le persiguen tres criaturas malignas encapuchadas. Después, se descubre que había sido una broma de cuatro rivales. (págs. 220-221, cap. 13).

11. Repitiendo curso. En el primer libro, Marcus Flint, capitán de Slytherin, estaba en sexto año. Sin embargo, juega dos años más aunque en Hogwarts sólo se cursa hasta séptimo año (pág. 256, cap. 15).

12. Anacronismos varios. En una carta de Harry a Sirius le menciona que su primo Dudley tiró su playstation por la ventana. Para explicarle la función de ese aparato no mágico le dice que es como una computadora en el que se puede jugar. Sirius no podía saber la diferencia entre computadora y playstation siendo mago. Además, la acción se sitúa en 1994 y el playstation salió en 1995 (pág. 29, cap. 2)

13. Reloj multifunción. Se describe al reloj de los Weasley con una manecilla que señala cosas tales como “hora de hacer el té”, “hora de dar de comer a las gallinas” (pág. 36, cap. 3). Pero en el cuarto libro lo describen con nueve manecillas que indican dónde está cada miembro de la familia. (pág. 139, cap. 10).

14. Hechizos prohibidos. Cuando Hermione, Ron y Harry están en el bosque después de la final del Torneo de quidditch, los dos primeros intentan utilizar el hechizo denominado “lumus”. Según las normas del Ministerio de Magia la utilización de la magia fuera del colegio está prohibida (pág. 113, cap. 9).

15. Casa equivocada. Cuando los gemelos inventores Fred y George se aproximan al Cáliz de Fuego para ingresar en el Torneo de los Tres Magos, les sale una larga barba. Dumbledore les comenta que pueden ir a la enfermería, que allí encontrarán a la srta. Fawcett de la casa Ravenclaw (pág. 234, cap. 16). Pero más adelante, el profesor Snape ve a la alumna correr y para penalizarla le dice: “10 puntos menos para la casa Huflepuff, Fawcett”, cuando debió decir Ravenclaw (pág. 376, cap. 23).

16. Haciendo doblete. Cuando Rita Skeeter entrevista a Harry, asegura que escribe para Diario el Profeta, aún así su artículo sobre el triángulo amoroso Harry-Hermione-Víctor aparece en el Witch Weekly (págs. 270-271, cap. 18).

17. Inservible, no estropeado. Hermione siempre les comenta a sus amigos que los artefactos “muggles” (sin magia) no funcionan en Hogwarts. Entonces, ¿cómo es que Harry dice que su reloj se echó a perder tras salir del agua, si el reloj no debería funcionar ? (pág. 441, cap. 26).

18. Como Matusalén. La Sra. Weasley y su hijo Bill visitan Hogwarts. Ella hace un comentario sobre el guardabosques de Hogwarts, aludiendo a quien desempeñaba esa labor en sus tiempos era un hombre llamado Ogg, y que la persona que le precedió fue Hagrid. Eso sería temporalmente incorrecto, ya que Hagrid lleva 50 años como guardabosques de Hogwarts, y la Sra. Weasley tendría que ser una anciana de más de 80 años para haber vivido en la época de Ogg (pág. 538, cap. 31).

19. Agudizar la vista. Harry observa unas criaturas que tiran de los carros que les llevarán a Hogwarts. Él puede ver a los Thestrals, caballos alados de ojos blancos, mientras que Ron y Hermione, no (pág. 209, cap. 10). Más adelante se explica que sólo pueden ver estas criaturas las personas que han presenciado la muerte en primera persona. Harry había visto morir a su madre, por lo que no se entiende porque no vio a los Thestrals en sus anteriores cuatro años de escuela (pág. 463, cap. 21).

20. Colándose en el bar. El estudiante Dennis Creevey asiste a la reunión en el bar Hogsmeade para consolidar el ejército de Dumbledore. Sin embargo, no podría acudir al menos con el permiso de los profesores, ya que no tiene la edad mínima para poder estar en el bar, que es de 13 años (pág. 353, cap. 16).

21. Baile de pisos. Al padre de Ron, tras el accidente con la serpiente que prevé Harry en sus sueños, le ingresan en el hospital San Mugo. Al principio se encuentra en la segunda planta (pág. 504, cap. 22). Más tarde lo encontramos en la cuarta, cuando su familia y Harry le visitan por segunda vez (pág. 527, cap. 23).

22. Olvidando el orden alfabético. En el primer libro, a Sally-Anne Perks le asignan una casa de Hogwarts antes que a Harry porque los alumnos son llamados por orden alfabético. Pero en el quinto libro, cuando llaman a los alumnos para realizar los exámenes finales Harry va por delante de ella (pág. 735, cap. 31).

23. Malos fisonomistas. La portada española es muy similar a la americana. Pero las dos comparten un error. Las cubiertas muestran a un Albus Dumbledore con una apariencia normal y en sus manos no se advierte ninguna rareza. El libro deja muy claro que la mano y hombro derecho de Dumbledore (pág. 58) están ennegrecidos y denotan un aspecto mortecino (pág. 48).

24. Cuidado con esas manos. La página 176 de la edición inglesa describe: “Malfoy miró a Hermione como ella había hecho en otro tiempo, cuando le propinó un puñetazo en la cara”. Pero tanto en la versión británica (pág. 216) como en la española (pág. 246) del capítulo 15 dice que “Hermione había abofeteado a Malfoy con todas sus fuerzas”.

25. Efectos retardados. En la edición publicada en Estados Unidos (pág. 188), en una clase el Profesor Slughorn habla sobre un brebaje mágico: “Una pequeña botella de ‘Félix Felices’ es suficiente para 12 horas de buena suerte. Desde la oscuridad hasta el amanecer serás afortunado en todo lo que te propongas”. Pero en la página 476, Harry, refiriéndose a la poción, afirma que aporta 24 horas de fortuna.

This entry was posted in opiniones and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Harry Potter basado en la evidencia

  1. Mario Alberto Saucedo Gallegos says:

    no me habia dado cuenta de ciertas cosas gracias

  2. Mario says:

    vaya tus pruevas me han abierto los ojos me dado cuenta de muchas cosas que yo no sabia y eso que soy fanatico de Harry Poter

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s