Un mapa humanizado de las enfermedades


El proyecto ha creado 600 mapamundis que reflejan las desigualdades mundiales

Crear los mapas de las desigualdades. Es la idea de un grupo de científicos que, a base de cartogramas y algoritmos, ha intentado representar los estados en proporción al dinero que emplea cada uno en gasto sanitario, al número de muertes infantiles que ocurren dentro de su territorio o a la incidencia de diferentes enfermedades. Se trata de humanizar los clásicos atlas y de ser capaces de ver la realidad para poder así actuar.

“Tú puedes decirlo, puedes probarlo, puedes tabularlo, pero sólo cuando lo ves es cuando golpea tu hogar”, así comienza un artículo que publica la revista ‘PLoS Medicine‘ y en el que se da cuenta de los detalles de una iniciativa a la que se le puede poner el adjetivo de humanitaria. “Dibujar imágenes también es una forma de emplear nuestra imaginación para ayudar a comprender la extensión y situación de las desigualdades del mundo en salud”, explica el profesor Danny Dorling de la Universidad de Sheffield, Reino Unido.

Este científico elaboró el proyecto ‘Worldmapper’ junto con otros colaboradores del Grupo de Investigación de las Desigualdades Sociales y Espaciales de dicha universidad y con otros científicos procedentes del Centro para el Estudio de Sistemas Complejos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos. Se trata de dar un giro a las ilustraciones que se han venido utilizando desde hace siglos para mostrar la anatomía humana y para representar el mundo.

Para ello han utilizado mapas, algoritmos y datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras agencias de Naciones Unidas, para hacer visible, entre otras enfermedades, la distribución global de la malaria.
Mapas más humanos

Con un mapa convencional donde se mostrara los países afectados por esta infección, “daría la impresión de que la distribución de los episodios clínicos de ‘Plasmodium falciparum’ (el parásito causante de la malaria) se confina a una pequeña proporción de la superficie de la tierra”. Sin embargo, si se tiene en cuenta el número de casos, la representación es totalmente diferente. “La malaria es una enfermedad de personas, no de terrenos”, declara el profesor Dorling.

Es por este motivo, por el que el mapa mundial que muestra los casos de malaria representa África como un gran globo hinchado y Europa como un minúsculo hilo. En cambio, cuando se muestra el dinero que emplea cada país al gasto sanitario, el mapa cambia, y el mundo desarrollado se muestra en formas agigantadas mientras que los países pobres se desinflan como una pelota.

“Nuevas formas de representar el mundo y las personas pueden cambiar a ambos y la forma en cómo los vemos, posiblemente para mejor. La tradicional anatomía ilustrativa, como la cartografía científica, puede deshumanizar […] Los mapas del Worldmapper son parte de un intento mucho más amplio para ver y pensar de forma diferente”, afirma el informe.

En la web http://www.worldmapper.org están disponibles los mapas y datos de cada una de las 600 nuevas representaciones que han desarrollado desde el año 2006.

“Podríamos hacer mucho más. Sin embargo, creo que lo más importante son las nuevas formas de pensamiento que podemos abrigar a partir de redibujar las imágenes de la anatomía humana de nuestro planeta de esta manera. ¿Qué necesitamos para ser capaces de ver, y por tanto para poder actuar?”, concluye Dorling.

This entry was posted in desigualdad, elMundo.es, enfermedades, mapa, PLoS, Salud Comunitaria, salud publica. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s