El finasteride no provoca efectos oseos a largo plazo


Aunque se ha sugerido que la disminución de los niveles plasmáticos de la dihidrotestosterona que se produce en los pacientes tratados con finasterida podría traducirse a largo plazo en alteraciones óseas, los estudios realizados hasta la fecha, no han mostrado efectos en la densidad mineral ósea o los marcadores de formación y de resorción ósea.
Según un estudio de casos y controles publicado en JAMA no se ha encontrado que finasterida, utilizada en la hiperplasia benigna de próstata, incremente el riesgo de fractura de cadera (OR 0.77, IC95% 0.29-1.00, p=0.04). Se incluyeron 7076 casos (varones mayores de 45 años y con fractura de cadera) y un número igual de controles emparejados por edad y centro médico.
El estudio mostró un riesgo superior de fractura de cadera entre los pacientes con una prescripción reciente de alfa-bloqueantes (en los primeros 30 días: OR 2.04; IC95% 1.19-3.49) que los autores atribuyen al efecto adverso de hipotensión ortostática causado por estos fármacos al inicio del tratamiento.
Fuente: Hemos leido.

This entry was posted in finasteride, hemos leido, JAMA, Medicamentos, seguridad. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s