Estudio Jupiter


Como si fuera poca ya la cantidad de personas tratadas para bajar el colesterol, sin prueba cientifica alguna que avale la efectividad de las estatinas en atencion primaria, el estudio Jupiter propone tratar aun con valores de colesterol normal. Para ello, proponen un nuevo marcador que no es otro que la PCR. Ya hace dos años atras, al comienzo de este estudio que es financiado por Astra Zeneca, proponia este indicador dado que el 50% de pacientes con infarto tenian el colesterol normal. Porque se eligio la PCR y porque ese valor de corte…….un misterio. Tan misterioso como que el NEJM se preste a publicar trabajos de este tipo: Marketing o Epidemiologia?

Aqui va una copia de la traduccion del articulo periodistico del NYT, traducido por el Diario La Nacion de Argentina. 
You can read the opinion from GoozNews as well. 

The New York Times 

NUEVA YORK.- Un nuevo estudio sobre casi 18.000 adultos sugiere que muchos millones de personas más que en la actualidad podrían beneficiarse con las estatinas para reducir el colesterol, aun cuando tengan el colesterol bajo, ya que esos fármacos pueden disminuir significativamente el riesgo de infarto, accidente cerebrovascular (ACV) o la muerte.

El estudio, que se hizo en varios países, puso a prueba la efectividad de la terapia con estatinas en hombres mayores de 50 años y mujeres mayores de 60 sin colesterol alto ni enfermedad cardíaca. Lo que compartían eran niveles altos de la proteína C reactiva (PCR) de alta sensibilidad, un indicador de inflamación en el organismo.

Los resultados fueron presentados anteayer en el congreso anual de la American Heart Association, que se realiza en Nueva Orleans, y publicados en la versión online de la revista The New England Journal of Medicine . En el estudio, el riesgo de sufrir un infarto disminuyó a la mitad en los participantes que habían tomado las estatinas.

Esas personas eran también casi un 50% menos propensas a tener un ACV o necesitar una angioplastia o un bypass , y un 20% menos propensas a morir durante el estudio. Las estatinas demostraron ser tan efectivas que un comité independiente de control de la seguridad de estudio a cinco años resolvió suspenderlo en marzo último, cuando recién se cumplían dos años desde su inicio.

Varios expertos opinaron que este estudio proporcionaría indicios sobre cómo abordar un dato importante de la realidad: la mitad de los infartos y los ACV se dan en personas sin colesterol alto. “Estos resultados van a afectar realmente la práctica de la cardiología en nuestro país”, dijo la doctora Elizabeth G. Nabel, directora del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre en los Estados Unidos. “Como mínimo, es un estudio extremadamente importante y tiene la capacidad de ser un hito en la investigación”, agregó Nabel, que no participó del estudio.

Pero los nuevos resultados promueven el debate sobre a quién se le debería hacer el análisis de sangre para controlar la PCR y a qué personas con PCR alta se les debería indicar estatinas. Dado que las cardiopatías son una enfermedad compleja modificada por varios factores de riesgo, como el tabaquismo, la hipertensión y el sobrepeso, la mayoría de los investigadores argumentan que sólo la PCR alta no justificaría usar estatinas en personas sin problemas cardíacos.

Algunos expertos se oponen a medir la PCR en pacientes sin otros factores de riesgo y sostienen que se necesitan más estudios para identificar los casos en los que los beneficios de usar estatinas superarían los riesgos. Es que, en algunos casos, el uso de las estatinas estuvo asociado con deterioro muscular o problemas renales, y algunos pacientes mencionaron haber tenido pérdidas pasajeras de memoria. En cambio, otros investigadores recomiendan medir la PCR con más frecuencia y usar las estatinas más agresivamente. El estudio Júpiter aumenta también el debate científico sobre la importancia de la proteína y el papel de la inflamación en la enfermedad cardíaca.

Para Nabel, los paneles de expertos nacionales deberían revisar las guías clínicas para recomendar el uso del examen de la PCR y las terapias con estatinas para pacientes que hasta ahora no eran considerados posibles candidatos. Lo habitual, dijo, es tratar con estatinas a quienes llegan al consultorio con el colesterol elevado y aconsejar cómo modificar la alimentación y aumentar la actividad física a quienes tienen bajo riesgo cardíaco. “Lo que los cardiólogos nunca supieron tratar -dijo Nabel- es ese grupo intermedio” de pacientes con sobrepeso, fumadores e hipertensos, pero que aún no tienen los signos de alarma más graves, que son el colesterol alto o la diabetes.

El doctor Paul Ridker, autor principal del estudio y director del Centro para la Prevención Cardiovascular del Hospital Brigham y de las Mujeres, en Boston, sostuvo que ampliar el uso de las estatinas ayudaría a prevenir unos 250.000 infartos, ACV, procedimientos vasculares o muertes por causas cardíacas en cinco años.

Algunas organizaciones de defensa del consumidor expresaron su preocupación sobre los costos de indicarle consumir estatinas a un grupo de pacientes relativamente sanos. Varios médicos opinaron que, aunque es importante y modificará la práctica clínica, el estudio, como está publicado, no proporciona detalles suficientes sobre a qué pacientes se les debería empezar a hacer el test de PCR o indicar estatinas.

En un editorial, el doctor Mark Hlatky, profesor de la Universidad de Stanford, escribe que este estudio, que incluyó a personas con PCR por encima de 2 mg/L, no indica si ése -u otro- debería ser umbral clínico para iniciar el tratamiento.

UNA TEORÍA INTERESANTE

  • “Este estudio es la confirmación de una teoría muy interesante, propuesta por Ridker, que sugirió que la proteína C reactiva aumenta el riesgo de tener eventos cardíacos”, dijo a LA NACION el doctor Alfredo Lozada, jefe de lípidos del Hospital Austral y de Fleni, que participó del estudio, que en parte se realizó en la Argentina. “Si bien los pacientes no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular, presentaban algunos factores de riesgo, como fumar, ser obesos o tener niveles de colesterol en el límite -agregó-. Si bien estos pacientes pueden ser tratados modificando su estilo de vida, esto no siempre se logra.”

This entry was posted in colesterol, estudio Jupiter, Medicalizacion, PCR, rosuvastatina. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s