Mayor mortalidad en enfermos de Alzheimer que toman antipsicoticos


La revista The Lancet Neurology publicó un amplio estudio en el que se ha encontrado un aumento de la mortalidad en relación con la toma de antipsicóticos en pacientes con enfermedad de Alzheimer.
Los datos de varios estudios controlados con placebo han llevado a la preocupación acerca de una mayor mortalidad en pacientes con enfermedad de Alzheimer a los que se les han prescrito antipsicóticos. Sin embargo, tales estudios han sido de 12 semanas de duración, y no se conocían datos de mortalidad en ensayos con placebo a largo plazo.
Los participantes, 165 enfermos de Alzheimer institucionalizados, fueron asignados aleatoriamente entre octubre de 2001 y diciembre de 2004 para continuar recibiendo su tratamiento antipsicótico durante 12 meses, o para recibir placebo en su lugar. El primer dato de salida fue la mortalidad a los 12 meses, llevándose a continuación un seguimiento telefónico para establecer qué sujetos continuaban con vida 24 meses más tarde del reclutamiento del último participante (entre 24 y 54 meses de rango). Las causas de muerte fueron obtenidas de los certificados de defunción.
Se encontró una reducción de la supervivencia en los pacientes que continuaron tomando antipsicóticos en relación con los que tomaron placebo. La probabilidad acumulada de supervivencia durante los 12 primeros meses fue del 70% para los sujetos que tomaron antipsicóticos, frente al 77% para los sujetos a los que se les administró placebo en su lugar.
Las diferencias fueron más pronunciadas entre el grupo con antipsicóticos y el grupo con placebo durante los periodos de seguimiento más allá de los 12 meses, siendo muy evidentes en puntos de corte específicos: 46% frente a 71% a los 24 meses, y 30% frente a 59% a los 36 meses, respectivamente.
En base a estos resultados, los autores interpretan que:
«Existe un riesgo aumentado de mortalidad en pacientes con enfermedad de Alzheimer que están tomando medicación antipsicótica; estos resultados resaltan aún más la necesidad de buscar alternativas menos peligrosas para el tratamiento a largo plazo de los síntomas neuropsiquiátricos en estos pacientes».
Referencia bibliográfica: Clive Ballard, Maria Luisa Hanney, Megan Theodoulou, Simon Douglas, Rupert McShane, Katja Kossakowski, Randeep Gill, Edmund Juszczak, Ly-Mee Yu, Robin Jacoby, for the DART-AD investigators. The dementia antipsychotic withdrawal trial (DART-AD): long-term follow-up of a randomised placebo-controlled trial. The Lancet Neurology 2009; Digital Object Identifier (DOI):10.1016/S1474-4422(08)70295-3.

About Ruben Roa

Medico especialista en Medicina Familiar. Magister en Epidemiologia, Economia de la Salud, Felowship en Medicina Familiar. Ex-Secretario Ejecutivo Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar, miembro del Board de Educación Médica Continua WONCA. Senior Research at Agencia de Tecnologias Santiarias ISALUD.
This entry was posted in Alzheimer, antipsicoticos, deterioro cognitivo, Efectos Adversos, international pharmaceutical federation redsaf corrupcion argentina medicamentos, mortalidad. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s