Salud dental en ancianos


Médicos de familia oid: “lo que está dentro de la boca es parte del cuerpo humano”.

Una boca sana es un bonus a cualquier edad Demasiado a menudo, los ancianos, especialmente los que llevan dentadura postiza, piensan que ya no necesitan más revisiones dentales. No es lo acertado: si no se han aprendido las bases de la salud dental y oral, aún no es demasiado tarde; si se han aprendido, es buen momento para revisarlas.

Caries


La caries no es únicamente una enfermedad infantil: pueden aparecer en cualquier momento de la vida del diente en el interior de la boca. Las caries están producidas por las bacterias que viven normalmente en le boca. Las bacterias se fijan en los dientes y forman una película pegajosa e incolora que se denomina placa dental. Las bacterias de la placa viven de los azúcares y producen caries al segregar ácidos que disuelven los minerales de la superficie de los dientes. La caries dental también se puede desarrollar sobre las raíces de los dientes expuestas, a causa de enfermedad de las encías.

Añadir flúor al agua del grifo es la mejor y

 más barata forma de prevenir la caries dental

Al igual que en los niños, el flúor es importante para los dientes de los adultos. La investigación ha demostrado que añadir flúor al agua del grifo es la mejor y más barata forma de prevenir la caries dental. Además, utilizar pasta dentífrica y enjuagues bucales con flúor ayuda a la protección.

Enfermedades de las encías (periodontales)

 

Una causa común de pérdidas dentales a partir de los 35 años de edad es la enfermedad periodontal, o de las encías. Estas son infecciones de las encías y los huesos que mantienen a los dientes en su sitio. Las enfermedades de las encías también están causadas por la placa dental. Las bacterias de la placa producen inflamación y hemorragia de las encías y sin tratamiento la enfermedad evoluciona a peor y forma cavidades entre los dientes y las encías, en las que se mantiene la infección. Esto produce la recesión de las encías y la pérdida del hueso de soporte, y la pérdida de una cantidad suficiente de tejido óseo predispone a la pérdida dental.

La eliminación de la placa dental puede prevenir la enfermedad periodontal

Se puede prevenir la enfermedad de las encías eliminando la placa dental, mediante: el cepillado enérgico de los dientes y las encías, dos veces al día; la revisión cuidados de la boca en busca de los primeros signos de enfermedad tales como encías enrojecidas, inflamadas o que sangran fácilmente; la consulta con el dentista cada 6-12 meses, o una vez se han descubierto los primeros signos de la enfermedad.

Limpieza de los dientes y las encías

 
Una parte importante de una buena salud oral es saber cómo hay que cepillarse los dientes correctamente, porque el cepillado diario elimina la placa. Hay que cepillar suavemente los dientes en todas sus caras con un cepillo suave y una pasta dentífrica con flúor. El movimiento circular y de arriba abajo es el más eficaz, lo mismo que el cepillado cuidadoso de la línea de las encías sobre los dientes. El cepillado suave de la lengua también ayuda a eliminar la placa y los restos de alimentos y produce una sensación de frescor en la boca.

Además del cepillado, también es necesario el empleo de la seda dental para mantener la salud de las encías. Su empleo es importante porque elimina la placa y los restos alimentarios que el cepillo no suele alcanzar. En la consulta del dentista pueden enseñarle la técnica del cepillado y del empleo de la seda dental. Si el cepillado o la seda dental producen hemorragia en las encías, dolor o irritación, la consulta con el dentista es obligatoria.

Además del cepillado, también es necesario

el empleo de la seda dental para mantener la salud de las encías

Los enjuagues con antisépticos o antibacterianos también pueden ser útiles en algunos casos, como complemente al cepillado y al empleo de la seda dental diarios.

Algunas personas, con artritis u otras enfermedades que limitan el movimiento, pueden encontrar difícil el cepillado de los dientes. Para solucionarlo el mango del cepillo se puede fijar a la mano mediante una goma elástica, o se puede alargar fijándolo a una esponja, a una pelota de espuma o a un objeto similar. Las personas con limitación del movimiento del hombro pueden ver facilitado el cepillado de sus dientes si el mango del cepillo se alarga gracias a la colocación de una pieza, tipo mango, de madera o plástico. Los cepillos dentales eléctricos también son útiles para muchas personas.

Otras enfermedades de la boca

·        Boca seca (xerostomía). Es común en muchos adultos y puede hacer difícil el comer, el tragar y el hablar. La enfermedad aparece cuando las glándulas salivales dejan de funcionar apropiadamente como resultado de diferentes enfermedades o tratamientos médicos, tales como quimioterapia o radioterapia de la zona de la cabeza y el cuello. La boca seca también es un efecto secundario de más de 400 medicamentos de uso común, entre ellos los fármacos contra la hipertensión, los antidepresivos y los antihistamínicos. Una boca seca puede afectar a la salud oral predisponiendo a las caries y a las infecciones dentales.

Solo recientemente se ha contemplado a la boca seca como parte normal del envejecimiento. Ahora se sabe que los adultos normales de más edad producen menos saliva que los adultos normales jóvenes. Para aliviar la sequedad hay que beber más agua y evitar los alimentos azucarados, las bebidas con cafeína, el tabaco y el alcohol ya que todos ellos aumentan la sequedad de la boca.

·        Terapias anticancerosas. Tanto la radioterapia de la cabeza y el cuello como la quimioterapia pueden producir problemas orales, entre ellos la boca seca, las caries dentales, úlceras orales dolorosas y labios secos y agrietados. La consulta con el dentista es obligada para realizar los tratamientos necesarios antes, durante y después del tratamiento del cáncer con objeto de prevenir o reducir los problemas orales que puedan aparecer.


·        Cáncer oral (cáncer de boca). Aparece con mayor frecuencia en personas de alrededor de 40 años. A menudo la enfermedad no da ningún síntoma en sus fases iniciales y curables. Las razones de este hecho son en parte porque muchos ancianos, especialmente los que llevan dentadura postiza no visitan al dentista con la frecuencia recomendable y en parte porque el dolor no es en general un síntoma precoz de la enfermedad. Las personas que fuman cigarrillos, que utilizan otros productos del tabaco o que beben cantidades excesivas de alcohol tienen un mayor riesgo de padecer cáncer oral.

Es importante detectar lo antes posible el cáncer oral, puesto que el tratamiento es más eficaz antes de la extensión de la enfermedad. Si se nota cualquier mancha roja o blanca sobre als encías o la lengua, úlceras que no se curan en unas 2 semanas o si existe dificultad para masticar o para tagar, hay que consultar con el dentista lo antes posible.

La exploración de la cabeza y el cuello es una parte esencial de cada revisión dental y permite al dentista detectar cualquiera de los signos precoces de cáncer oral.

Dentaduras

 

Si se lleva una dentadura completa, hay que mantenerla limpia y sin residuos de alimentos que pueden causar manchas, mal aliento e irritación de las encías. Hay que cepillar todas las superficies de la dentadura cada día con un producto específico.

Es útil quitarse la dentadura de la boca y colocarla en agua o en un líquido de limpieza dental mientras se duerme. También es útil realizar enjuagues bucales con una solución de agua templada con sal por la mañana, tras las comidas y antes de acostarse.

Las dentaduras parciales se limpian de la misma forma. Puesto que las bacterias tienden a acumularse bajo las fijaciones de las dentaduras parciales, es especialmente importante limpiar estas zonas.

Con el tiempo, las dentaduras necesitan ser reemplazadas o

 reajustadas a causa de los cambios que ocurren en los tejidos de la boca

Al principio la dentadura puede parecer incómoda. Mientras se está aprendiendo a comer con la dentadura postiza, son preferibles alimentos no demasiado duros, cortar la comida en trozos pequeños y masticar lentamente por ambos lados de la boca. Las dentaduras pueden disminuir la sensibilidad de la boca a los alimentos y los líquidos calientes, así como la capacidad de detectar objetos peligrosos en la boca, como los huesos de los alimentos. Si después de las primeras semanas siguen existiendo problemas con la comida, el habla o simplemente con el hecho de llevar una dentadura, hay que volver a visitar al dentista para realizar los ajustes pertinentes.

Con el tiempo, las dentaduras necesitan ser reemplazadas o reajustadas a causa de los cambios que ocurren en los tejidos de la boca. No hay que intentar reparar las dentaduras en casa puesto que puede deteriorarlas, lo que a su vez puede lesionar las encías y la boca.

Implantes dentales

 

Los implantes dentales son anclas permanentes que reemplazan los dientes de forma definitiva. Existen varios tipos distintos de implantes, pero los más populares son los metálicos atornillados quirúrgicamente sobre los huesos maxilar o de la mandíbula. Si no existe suficiente hueso puede ser necesario un procedimiento quirúrgico adicional para añadir hueso.

El tratamiento con implantes puede ser largo, entre 4 meses a 1 año o más

Puesto que el hueso se cura lentamente, el tratamiento con implantes puede ser largo, entre 4 meses a 1 año o más. Si uno piensa en los implantes dentales, es importante seleccionar un dentista experimentado al que se puede pedir información acerca de que sea un tratamiento apropiado, antes de decidirse a colocarse los implantes.

Asistencia profesional
 
Además de practicar una buena higiene oral, es importante realizar revisiones periódicas con el dentista tanto si se tienen los dientes propios como si se lleva una dentadura postiza.

También es importante seguir las recomendaciones con cualquier tratamiento que sea necesario para conseguir una buena salud dental. Por ejemplo, si uno tiene hipersensibilidad dental producida por una enfermedad de las encías, el dentista puede sugerir el empleo de una pasta dentífrica especial durante unos meses.

Los dientes deberían durar toda la vida. Gracias a unos buenos cuidados de los dientes, las encías y la boca, se pueden mantener sanos durante muchos años.

This entry was posted in ancianos, Odontologia, salud dental. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s