Navidad basada en la inocencia


Un recuerdo de algo escrito en un blog por ahora perdido, y que recuerda momentos que escribi hace 3 años. 

Hoy Occidente se prepara para festejar la Navidad. Un momento simbólico que nos trae y nos atrae a nuestros seres queridos, ya sea en su presencia o en su recuerdo. Ya sea con alegria o con dolor. Alegrias de compartir, dolores de aquellos que dias cómo éstos le invaden las nostalgias. El espiritu navideño nos invade y un Santa Claus, Papa Noel, o San Nicolas, como quieran llamarlo aparece como simbolo o metafora.

Sin embargo, la historia real poco tiene que ver con este momento. Occidente se llena con los colores que una vieja campaña de marketing de Coca Cola (si es que asi le llamaban por entonces) que en una decada temprana del siglo XX inundó a EE.UU de esos colores, y luego pasarian a ser simbolo de la del “mundo libre”, eufemismo que se usó para diferenciarse de otro totalitarismo, esta vez de Rusia quien se habia conglomerado en paises que conformaban algo que se daba en llamar la Unión Soviética. De la cual hoy se cumplen 18 años de su desaparición como Unión de Repúblicas y estado autocrático.

La historia no recordará que aún si el Jesus histórico hubiera nacido un 25 de Diciembre nos olvidamos que el calendario gregoriano le quitó 10 dias al tiempo, y el dia siguiente al 5 de Octubre de 1586, fue el 15 de Octubre de 1586. Y para compensar para siempres este desfasaje, se adoptó tambien la idea de los años bisiestos. Con lo cual ese Jesus historico, debio haber nacido unos 10 dias despues.

Tampoco recordará u omitirá que este dia tiene que más que ver con el solsticio de invierno que con el nacimiento de aquel Jesus histórico, pero Roma debia ser dominada, y la dominación exige concesiones, y entre ellas tambien los viejos dioses romanos mutaron en santos.

La ilusión de un mundo esperando un mesias, compartido por la tradición judeocristiana, aunque para la primera este mesias no llegó, como tampoco para el islam, y el budismo se rige por otros calendarios, hasta encontrarnos que tan sólo un 31% del mundo festeja la navidad. Ya mas como costumbre que por un sentido religioso que Europa ha perdido hace años, y que los EEUU recuerda con mayor fuerza el dia de acción de gracias, que no es mas que un dia donde los primeros colonos sobrevivieron a una muerte casi segura en manos de los dueños originales de esas tierras.
Pero más allá de esto, poco importa si ya forma parte del impulso paroxistico de una sociedad consumista. O parte de las alegrias y tristezas y de esos permisos que el espiritu navideño nos trae cada año.

Probablemente nunca sabremos que dia nació aquel hombre, y quizas no importe tanto; los refutadores de leyenda argumentan con algo de razón que Papa Noel no existe, y menos aún que un reno pueda volar.

No creo que ese sea un buen argumento, la fisica dice que existen los agujeros negros y nunca nadie pudo ver uno, y cuando les preguntan porque, la respuesta es simple, “justamente por eso” contestan, “porque es negro”. Lo que termina dejando mas dudas que verdades, e invalidando a esos refutadores de leyendas que no pueden explicar algo tan simple que puede verse con telescopios y alguno que otro complicado aparato. Los matematicos, con toda su dureza, resultan ser los mas soñadores, muchos de ellos hasta creen que los numeros existen en la naturaleza, pero no encontramos plantas de 4, ni de 7, ni de 3, y el cero es una incognita porque la nada se nos hace dificil imaginar. Y sin saberlo, tambien forman parte de los hombres sensibles. La ciencia es extraña. Sigo sin entender el milagro de la vida, y menos aun la teoria de las supercuerdas.

No podria decir certeramente el porque creo que es cierto, aunque lo más cercano que se me ocurre es que ese Papa Noel y esos renos, formaron parte de mi infancia, una infancia donde incluso no sé si alguna vez creí en ello, pero creia que el resto creia, y no podia desilusionar a tantos. Aun cuando tambien tenia ganas de creer. Santa Claus.

Y quizás en eso esta el valor de este dia, que es festejado por mas que sea el 31% del mundo. El valor de que es lo único que nos acerca a la inocencia, a los recuerdos de un pasado que siempre creeremos fue mejor, al darnos el permiso de creer que la magia es posible, y que por un momento las armas pueden callar.
Y asi prefiero refutar a los refutadores, con argumentos de una lógica tan débil como la rigidez de la lógica formal que justamente por esa cualidad se quiebra a cada momento.
Porque por una noche nos damos el permiso de soñar, y de regalarnos algo, y aun hasta sentirnos un poco mejores de nuestras miserias cotidianas, y sentirnos casi buenos. Lo que no es poco en estos dias. Paradojas del pensamiento, quienes rechazan la dialectica en pos de un principio aristotelico de identidad, suelen ser los mismos que aceptan la santisima trinidad, en donde uno son tres.
Y no importan los colores, ni las fechas, ni la historia, la historia se escribe de adelante hacia atras, tan sólo para justificar el presente. Y si esta historia sirve para hacernos aunque sea por una noche mejores, y desearnos lo más lindo, vale, y que Rafa me regale una foto con lo que debe ser su bien mas preciado, vale. Y que Jacque me pregunte desde Londres si mi regalo llegó, vale. Y si hoy ni ayer quisiste que nos cruzaramos también vale, y escuchar a Joao desde su casa en portuñol vale. Porque es tiempo de permisos para todos, para escribir o dejar de escribir. Para disfrutar de mis hijas y recordar que hemos pasado todas las navidades juntos, y hemos reido y nos sentamos en una mesa a compartir los momentos importantes, vale. Porque algun dia habré de buscar más razones para vivir, y en noches como estas, compartidas con quienes quiero y me quieren, vale, porque nunca la habré de olvidar. Que es tiempo ya de darnos permisos, porque arrastrando tantas cosas el andar se nos hace mas pesados. Y al fin de cuentas es esto lo que vale.

La historia de aquel viejo gordo vestido de rojo y barba blanca, con un reno, chimeneas y una nieve que imaginamos porque nos tocó estar de este lado del mundo. Y con esa bolsa llena de sueños y juguetes, quiero creer que no se va vacia, sino tambien con muchas de nuestras penas y miserias, desencantos y traiciones, desencuentros y temores, para hacernos mas liviano el camino hacia un nuevo año.

Merry Christmas, Joyeux Noël, Prettige kerstdagen, Frohe Weihnachten, ¡Feliz Navidad, С Рождеством, Glæadelig Jul, Bom natal,

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s