Big Pharma y algo sobre antidepresivos


nt

La eficacia de los antidepresivos, según toda la bibliografia médica, no es superior al 50%,, el mejor antidepresivo llega a un 53% y deriva de de una planta conocida como Hierba de Saint Worth, conocida en paises latinos como “hierba de San Juan“. Al igual que sabemos que no hay diferencia entre los nuevos antidepresivos y los antiguos antidepresivos. La tristeza es un estado vital normal en la mayoria de las personas, y la mayoria de los médicos la tratamos con psicofármacos, o yendo al psicologo. En este punto, un viejo articulo de The Lancet en 1987 no encontra diferencias entre el tratamiento psicoterapeutico versus los medicamentos. La depresión reactiva, como solia llamarse a nuestra tristeza y angustia ante situaciones de stress, desapareció junto con la aparición del DSM IV.
Muchas terapias se han propuesto para esto, sin embargo la contención del grupo familiar, y la integración social disminuyen estos síntomas. Aunque el suicidio es el mayor temor, hay grandes contradicciones en la definición del DSM IV, tal que la mayoria de estos nuevos antidepresivos provocan también ideas suicidas en adolescentes. Con lo cual uno de los criterios mayores de depresión, se transforma también en un efecto adverso. Lo cual resulta paradójico.
El tipo de terapias recomenodadas no ha sido estudriado profundamente, el psicoanálisis como pseudociencia no da respuestas a esto, y la terapia cognitiva de Beck parece haber mostrado mejores resultados, al igual que el abordaje sistémico y familiar. Durante la década del 90 del crecimiento del consumo de estos medicamentos fue exponencial en España y Argentina. La revista Atención Primaria publico en 2003, que el número de suicidios no habia aumentado en Madrid, mientras que en Argentina el número de suicidios se elevó a partir de 1999, con su mayor pico tras la crisis social del 2001. De todas maneras, no puede considerarse al suicidio como un simple indicador, ya que existen distintos tipos de suicidio, sólo por dar un ejemplo: el suicidio altruista, ejercido por los kamikazes en la segunda guerra mundial, o bien por aquellos involucrados en la Jidah Islámica. Con lo cual debemos considerarlo como un problema no exclusivamente biológico, sino psicológico, familiar, y social. Ejemplo de ésto último es el aumento de suicidios que se está dando en las zonas cercanas a la planta nuclear de Fukiyama. Pero es un tema más largo para tratarlo en en este post, que se referia a cómo es el negocio de mantener enfermedades, y no curarlas. No por gente mala, sino por gente que ocupa un cargo de CEO en New York, y cada año debe responder ante sus accionistas y no ante los pacientes. Son empresas, no Carmelitas descalzas.  

Enhanced by Zemanta
This entry was posted in antidepresives, antidepresivos, Big Pharma, Health, Saint Worth Herb. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s