PDFs ¡NO gracias!


A Picture of a eBookImage via Wikipedia


Fuente: Primum Non Nocere

Mientras me lo pienso, no sé si Rafa tiene razón, sin duda, es más cómodo enviarlos asi, pero también nos impiden interactuar con ese documento ya cristalizado en un formato. Peor aún cuando vienen encriptados, y no permite modificarlos. Habrá que ver esto con los nuevos lectores como kindle, o el iPad. No voy a discutir del fax, nunca entendi como eso puede funcionar. Y creo que una vez mandé uno, pero no lo pudieron leer porque la tinta era azul.😉 Gracias Rafa, un buen tema para pensar en este invierno austral, en dias que indignados se multiplican por el mundo, un poco de pensamiento sobre nuestras cosas cotidianas, también es un respiro. 

PDFs ¡NO gracias!


Insistimos NO ultilice PDFs
Tanto en tecnología como en otros órdenes de la vida, el hallazgo de soluciones intermedias que solventan con decoro un problema constituye un atraso en tanto en cuanto impiden seguir esforzándose en encontrar una solución definitiva que resuelva totalmente el asunto.
Negroponte autor de “El mundo digital”  utiliza el fax  como paradigma de estas soluciones intermedias. Según él, el fax fue (es) una gran mancha en el paisaje de la información, un paso atrás cuyas consecuencias padeceremos durante mucho tiempo.  El fax encajo muy bien en la cultura japonesa que está muy orientada a la imagen, también en la administración pública donde es muy difícil librarse  práctica y conceptualmente de la tiranía del papel. Por correo electrónico se pueden enviar una página para que el destinatario la imprima, almacene la información o la modifique según lo desee o necesite. Con el fax esto es imposible y ni siquiera es más económico. El fax elimina la legibilidad por ordenador, que es el medio ideal por el cual el destinatario puede almacenar, recuperar y manipular automáticamente nuestro mensaje, su uso masivo- el del fax-aunque aparentemente ventajoso, frenó y frena el desarrollo de alternativas más eficientes en la comunicación.
Algo parecido ha sucedido con el formato de archivo PDF (Portable Document Format) en Internet, utilidad informática casi tan odiosa yodiable como la Comic Sans. La indudable utilidad del PDF (de hecho el libro de Negroponte está en Internet en este formato) y sobre todo la familiaridad que nos transmite -es igual que nuestro querido papel- da como resultado una abusiva y torpe utilización. Aunque a algunos les cueste creerlo producir información en Internet, no es colgar un documento PDF que pueda/deba imprimir (se), de igual manera enviar información, no es adjuntar un PDF. Con la información en formado PDF obligamos al usuario que salga de su navegador,  interrumpimos y enlentecemos su singladura y empaquetamos la información en un rígido corsé
El PDF es ideal para una cosa y sólo una cosa: la impresión de documentos.
Por tanto, recuerda: sirve para lo que sirve, para documentos grandes que los usuarios descargan para su posterior impresión y consulta, el papel sigue teniendo muchas ventajas y aquí es donde el PDF brilla ya que al fin y al cabo es un representación de los originales, a los que tanto estamos acostumbrados. Muchos usuarios prefieren imprimir los documentos que son demasiado largos para leerlos más fácilmente.  Sin embargo publicar en línea, como se hace a menudo, un folleto, un programa, un informe o un artículo científico,  una monografía o un manual breve como un solo archivo, PDF es un despropósito y un atentado contra dos propiedades sagradas de Internet la usabiidad y el flujo libre y rápido de información.
De acuerdo, más vale eso que nada, pero la aparente ventaja se volverá tarde o temprano en contra nuestra, si consideramos Internet como un almacén de PDFs nunca podremos entender lo que es la Web 2.0, ni los sucesivos avances que se están produciendo. Si nuestras ansias de información se ven satisfechas con ese remedo de fotocopia digital que es el PDF, nunca podremos visualizar un mundo donde la información fluye en un espacio de información navegable, alimenta variadas aplicaciones, se transforma, facilita la información interactiva, se utiliza desde mil sitos y de mi maneras con diferentes objetivos y sobre todo de manera eficaz y barata.

This entry was posted in PDF, Rafael Bravo Toledo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s