Un poco más sobre las cenizas volcánicas


En realidad la ceniza volcánica, no es ceniza sino que es roca pulverizada.

  • Una densa caída de ceniza altera el suministro de energía. La repentina demanda multitudinaria de luz puede hacer que el servicio eléctrico se agote o falle.
  • La ceniza obstruye las corrientes de agua, presas, alcantarillas, plantas de aguas negras y todo tipo de maquinaria.
  • La ceniza se amontona en carreteras, vías férreas y senderos, como la nieve, pero semeja arena suave y húmeda.
  • La ceniza fina puede ser resbalosa.
  • El peso de la ceniza puede colapsar techos.

¿Qué hacer si está cayendo ceniza volcánica?

  • No se alarme; permanezca calmado.
  • Las cenizas molestan mucho más de lo que dañan a la salud
  • No salga.
  • Si se encuentra afuera, busque refugio (ej. en autos, edificios); use mascarilla, pañuelo o paño para retener el polvo.

En su hogar:

  • Cierre puertas y ventanas y tape el tiro de su chimenea.
  • Coloque toallas húmedas en los umbrales de las puertas y en otros lugares donde haya corrientes de aire.
  • No haga funcionar ventiladores ni secadoras de ropa.
  • Quite las cenizas de los techos planos o de poco declive, así como de los canales para desaguar la lluvia, con el fin de evitar acumulaciones espesas.

En su auto:

  • De ser posible, no conduzca.
  • Si tiene que conducir, hágalo lentamente. Recuerde que la ceniza reduce la visibilidad.

Más información:

http://www.paho.org/spanish/dd/PED/te_volc.htm#prep

Sólo solicitamos que reenvie este mensaje a sus contactos.

PD1: al final todo llega…y a todos nos toca.

Cuidados dentro de la casa para pacientes con gripe


Fuente: OPS

Cómo cuidar a los demás
La mayoría de los pacientes con gripe podrá permanecer en sus casas y podrán ser atendidos por otros integrantes de la familia o personas que habiten en el hogar. Estos corren el riesgo de contagiarse gripe durante el período de incubación y enfermedad del paciente.

Manejo del paciente con gripe
Aleje físicamente al paciente lo más posible de todo el resto de las personas no enfermas que habitan en una casa. Si es posible, arme un cuarto aparte.
Es importante que el aire de la habitación circule hacia el exterior y que no vuelva a ingresar en la casa.
Sólo deben entrar a la habitación del enfermo las personas que estrictamente necesitan atenderlo, y deben lavarse bien las manos al salir.
Usar barbijos puede ser útil.
Los pacientes no deben salir de sus hogares durante el período en que es más probable que puedan contagiar a otros.

Medidas para controlar la infección en el hogar
Todas las personas en la casa deben lavarse las manos con agua y jabón o utilizar líquido de limpieza de manos con alcohol luego de entrar en contacto con un paciente que tiene gripe.
No es necesario separar los cubiertos utilizados por un paciente con gripe.
No es necesario lavar por separado la ropa de cama y otra ropa utilizada por el paciente con gripe. Hay que manejar la ropa sucia con cuidado para evitar la contaminación. Deben higienizarse las manos luego de manipular la ropa sucia.
Los pañuelos usados por un paciente enfermo deben colocarse en una bolsa y descartarse con el resto de los desechos hogareños.
Considere la posibilidad de colocar una bolsa exclusiva para ello al lado de la cama.

Manejo de otras personas en el hogar
Aquellas personas/visitantes que no han estado expuestos a la gripe y que no resultan esenciales para cuidar al paciente no deberían ingresar a la casa.
Si hay personas que no han estado expuestas y que deben ingresar a la casa, deben evitar el contacto estrecho con el paciente.
Las personas que habitan en la misma casa que el paciente con gripe deben limitar el contacto con él en la medida de lo posible; considere la posibilidad de designar una persona como cuidadora principal del paciente.
Los convivientes de dicho hogar deben estar atentos a cualquier aparición de los síntomas de la gripe

Cuidados dentro de la casa para pacientes con gripe


Fuente: OPS

Cómo cuidar a los demás
La mayoría de los pacientes con gripe podrá permanecer en sus casas y podrán ser atendidos por otros integrantes de la familia o personas que habiten en el hogar. Estos corren el riesgo de contagiarse gripe durante el período de incubación y enfermedad del paciente.

Manejo del paciente con gripe
Aleje físicamente al paciente lo más posible de todo el resto de las personas no enfermas que habitan en una casa. Si es posible, arme un cuarto aparte.
Es importante que el aire de la habitación circule hacia el exterior y que no vuelva a ingresar en la casa.
Sólo deben entrar a la habitación del enfermo las personas que estrictamente necesitan atenderlo, y deben lavarse bien las manos al salir.
Usar barbijos puede ser útil.
Los pacientes no deben salir de sus hogares durante el período en que es más probable que puedan contagiar a otros.

Medidas para controlar la infección en el hogar
Todas las personas en la casa deben lavarse las manos con agua y jabón o utilizar líquido de limpieza de manos con alcohol luego de entrar en contacto con un paciente que tiene gripe.
No es necesario separar los cubiertos utilizados por un paciente con gripe.
No es necesario lavar por separado la ropa de cama y otra ropa utilizada por el paciente con gripe. Hay que manejar la ropa sucia con cuidado para evitar la contaminación. Deben higienizarse las manos luego de manipular la ropa sucia.
Los pañuelos usados por un paciente enfermo deben colocarse en una bolsa y descartarse con el resto de los desechos hogareños.
Considere la posibilidad de colocar una bolsa exclusiva para ello al lado de la cama.

Manejo de otras personas en el hogar
Aquellas personas/visitantes que no han estado expuestos a la gripe y que no resultan esenciales para cuidar al paciente no deberían ingresar a la casa.
Si hay personas que no han estado expuestas y que deben ingresar a la casa, deben evitar el contacto estrecho con el paciente.
Las personas que habitan en la misma casa que el paciente con gripe deben limitar el contacto con él en la medida de lo posible; considere la posibilidad de designar una persona como cuidadora principal del paciente.
Los convivientes de dicho hogar deben estar atentos a cualquier aparición de los síntomas de la gripe