Pibitos sin limites


Esos pibitos sin límites.
(AW) El día jueves 3 de diciembre, se tratará en tablas el código contravencional, el cual tiene, como punto más reaccionario, la baja de edad de imputabilidad. Respondiendo al discurso propio de una sociedad temerosa, corroída por la maquinaria mediática al servicio de la sangre (y ésta al servicio del miedo), hace suyo el discurso de famosos adinerados, que pretenden seguir ocultando el problema de fondo: “los nenes y nenas no son peligrosos: están en peligro”.
Por Lucas Vadura.

Buenos Aires, viernes 4 de Diciembre de 2009 (Lucas Vadura – Agencia Walsh)
Suele decirse, cuando las expectativas están al tope de las posibilidades pensadas, que se ha alcanzado el techo.
Asimismo, cuando el punto más bajo se toca, se proclama que se está por el piso.
Ahora bien, cuando son los nervios los que nos mantienen alterados, acostumbramos a expresar que caminamos por las paredes.
Un chiquilín, tal vez 7 u 8, está parado en avenida Rivadavia, un par de cuadras más acá de la plaza miserere, o más allá, según desde donde se mire.
Está parado junto a un cesto de basura. Tiene la cara sucia, pero bien sucia. Seguramente hace días que no se la lava.
El chicuelo en cuestión sostiene en sus manos su pene, y está orinando a la vista de todos los transeúntes y comerciantes.
Esa es la escena fugaz desde el colectivo, que frenado en el semáforo nos permite semejante postal.
Segundos después, una señora que viajaba sola y a quien nadie le había preguntado nada, deslizó, con la sutileza del elefante, una serie de frases traídas del odio, o del miedo, o del espanto, o de todas ellas.
“Estos pendejos no tienen límites”.
El techo, el piso, las paredes: el hogar.
Una casa es el inicio de un límite. Es el límite de lo interior, de la familia, de las “cuatro paredes” en donde, se suele decir, se resuelve todo.
Incluso, la creación de la noción de intimidad.
Un niño que vive con sus padres (quienes han obtenido acceso a la educación formal o a la transmisión cultural), intenta dejar los pañales, y cuando lo logra, ahí están sus progenitores para decirle “esto es íntimo”.
Pero no es el caso de nuestro amiguito de más arriba, que sosteniendo su instrumento a la vista de todos, mea.
Ese es su hogar. La calle.
Probablemente haya nacido allí, o tal vez no, pero evidentemente esa es su vida.
Sin abrazos, sin comida, sin educación, sin salud; sin techo, piso y paredes: sin límites.
En Argentina, según datos del 2008, más de 6.3 millones de chicos menores de 18 años son pobres. De esos, 3.1 millones son indigentes.
De los 6.3 millones, el 47.2% (cerca de 3 millones) no tienen ni han tenido ningún tipo de atención médica.
Mueren 25 recién nacidos por día por causas evitables, entre las que se encuentran desnutrición, y falta de atención primaria.
Además, los chicos que tienen la suerte de tener un hogar (o algo que se le parezca, muchas veces un cuartucho para 7, 8, 9 personas) viven en condiciones inimaginables para quienes tenemos el acceso a una vida medianamente digna: 1.2 millones de nenes y nenas viven en zonas inundables, y otro millón más viven sin agua.
El 57,2% de los chicos (7 millones), viven en familias cuyos padres no tienen trabajo, o tienen un ingreso más que precario.
El 14.2% (casi 2 millones) no tienen, ni han tenido acceso a educación. (Datos a enero de 2009)
Nuestro amigo, probablemente, esté ahí afuera junto al ejército de niños y niñas que viven en la calle, que no tienen qué comer, que carecen de salud y que su educación es nula.
Sus formas de sobrevivir son (y acá se espanta nuestra señora del colectivo) la droga que puedan para soportar tanto dolor, la prostitución infantil, el cartoneo en el mejor de los casos, y, sino, lo más probable, es que mendiguen, que roben, y hasta que, drogados, inhumanizados, despojados de todo, humillados, basureados, discriminados, marginados, terminen asesinando o siendo asesinados, en un “que más da”, con el que logran, ahí sí (y recién ahí, tan tarde), ser visibles para la sociedad.
Sus vidas jamás les pertenecieron.
Sus vidas, fueron propiedad de la policía, o los punteros, o el mafioso de turno, quienes como recaudadora imparable juntan para la corona de comisarios, intendentes, gobernadores, empresarios, etc, etc, etc.
Nadie tuvo respeto, piedad, amor, cariño, compasión, ni siquiera cuando eran (son) inocentes niños y niñas. ¿Por qué ellos deberían tener respeto, piedad, amor, cariño, compasión… límites?
Nadie podrá cambiar, de un día a otro, lo que durante 50 años se creó, lentamente, paso a paso, para lograr una marginalidad tan extrema, tan salvaje, que sea funcional a los intereses mas oscuros, mas nefastos: los de los gobernantes y empresarios, que juntos forman la mafia más grande, jamás pensada por Mario Puzo.
Pero habrá que empezar a trabajar. Las condiciones materiales están al alcance de cualquiera con voluntad, y claro, con poder.
El primer paso, una casa, un hogar digno.
Cuatro paredes, un piso y un techo: los límites a la violencia y a la humillación de ser menos que un fantasma.

Lucas Vadura
Agencia de Comunicación Rodolfo Walsh
                                                                                                                    

“Perdimos, no pudimos hacer la revolución. Pero tuvimos, tenemos, tendremos razón de intentarlo. Y ganaremos cada vez que un joven sepa que no todo se compra, ni se vende y sienta ganas de querer cambiar el mundo.”

Envar El Kadri

La vuelta del Nazismo


El objetivo de Israel es el desastre humanitario planificado.
Por Michel Chossudovsky. Global Research. | enero 5, 2009
Los bombardeos aéreos y la actual invasión de Gaza por fuerzas terrestres de Israel deben ser analizados en un contexto histórico. La operación “Plomo fundido” es una empresa cuidadosamente planificada, que forma parte de una agenda militar y de inteligencia más amplia formulada por primera vez en 2001:
“Fuentes en el establishment de la defensa dijeron que el Ministro de Defensa Ehud Barak instruyó a las Fuerzas de Defensa de Israel (ejército israelí) que se prepararan para la operación hace más de seis meses, cuando Israel comenzaba a negociar un acuerdo de cese al fuego con Hamas”. (Barak Ravid, Operation “Cast Lead”: Israeli Air Force strike followed months of planning, Haaretz, 27 de diciembre de 2008)
Israel rompió la tregua el día de las elecciones presidenciales de EE.UU., 4 de noviembre:
“Israel utilizó esa distracción para romper el cese al fuego con Hamas bombardeando la Franja de Gaza. Israel afirmó que esa violación del cese al fuego tuvo lugar para impedir que Hamas excavara túneles hacia territorio israelí”.
“Justo al día siguiente, Israel lanzó un aterrorizador sitio de Gaza, cortando los suministros de alimentos, carburante, medicinas y otras necesidades en el intento de “someter” a los palestinos mientras, al propio tiempo, emprendía incursiones armadas. Como respuesta, Hamas y otros en Gaza volvieron a recurrir al disparo de toscos cohetes caseros, generalmente erráticos, hacia Israel. Durante los últimos siete años, esos cohetes han sido responsables por las muertes de 17 israelíes. Durante el mismo período, los ataques de guerra relámpago israelíes han matado a miles de palestinos, provocando protestas en todo el mundo, pero que cayeron en oídos sordos en la ONU”. (Shamus Cooke, The Massacre in Palestine and the Threat of a Wider War, Global Research, diciembre de 2008)
Desastre humanitario planificado
El 8 de diciembre, el Secretario Adjunto de Estado de EE.UU., John Negroponte, estuvo en Tel Aviv para discutir con sus contactos israelíes, incluido Meir Dagan, director del Mossad (servicio de espionaje israelí, N. del T.).
La “Operación plomo fundido” comenzó dos días después de Navidad. Fue combinada con una campaña internacional de Relaciones Públicas cuidadosamente preparada bajo los auspicios del Ministerio de Exteriores de Israel.
Los objetivos militares de Hamas no son la finalidad principal. La “Operación plomo fundido” tiene el propósito, totalmente deliberado, de provocar víctimas civiles. Lo que encaramos es un “desastre humanitario planificado” en Gaza.
El objetivo a plazo más largo de este plan, tal como ha sido formulado por los responsables políticos israelíes es la expulsión de los palestinos de las tierras palestinas: “Aterrorizar a la población civil, asegurando la máxima destrucción de propiedades y recursos culturales… La vida diaria de los palestinos debe llegar a ser insoportable: Hay que encerrarlos en ciudades y pueblos, impedir que ejerzan una vida económica normal, separarlos de sitios de trabajo, escuelas y hospitales. Esto alentará la emigración y debilitará la resistencia a futuras expulsiones”. (Ur Shlonsky, citado por Ghali Hassan, Gaza: The World’s Largest Prison, Global Research, 2005)
«Operación venganza justificada»
Se ha llegado a un punto decisivo. La “Operación plomo fundido” forma parte de la operación más amplia militar y de inteligencia iniciada al comienzo del gobierno de Ariel Sharon en 2001. Bajo la “Operación venganza justificada” de Sharon los aviones de guerra F-16 fueron utilizados inicialmente para bombardear ciudades palestinas.
La “Operación venganza justificada” fue presentada en julio de 2001 al gobierno israelí de Ariel Sharon por el jefe de estado mayor del ejército israelí Shaul Mofaz, con el título “La destrucción de la Autoridad Palestina y el desarme de todas las fuerzas armadas”.
“Un plan de contingencia, con el nombre de código “Operación venganza justificada”, fue elaborado en junio pasado [2001] para volver a ocupar toda Cisjordania y posiblemente la Franja de Gaza a un coste probable de “cientos” de bajas israelíes”. (Washington Times, 19 de marzo de 2002).
Según Jane’s ’Foreign Report’ (12 de julio de 2001) el ejército israelí bajo Sharon había actualizado sus planes para un “ataque generalizado para aplastar la autoridad palestina, expulsar al líder Yasir Arafat y matar o detener a su ejército”.
La “justificación del derramamiento de sangre” era un componente esencial de la agenda militar y de inteligencia. La matanza de civiles palestinos se justificaba por “motivos humanitarios”. Las operaciones militares israelíes fueron cronometradas cuidadosamente para que coincidieran con ataques suicidas: El ataque será lanzado, a discreción del gobierno, después de un gran ataque suicida en Israel, causando muchas muertes y heridas, citando el derramamiento de sangre como justificación. (Tanya Reinhart, “Evil Unleashed, Israel’s move to destroy the Palestinian Authority is a calculated plan, long in the making”, [Mal desencadenado: la acción de Israel para destruir la Autoridad Palestina es un plan calculado, preparado hace tiempo] Global Research, diciembre de 2001).
El Plan Dagan
También se refirieron a la “Operación venganza justificada” como “Plan Dagan”, nombrado por el general en retiro Meir Dagan, quien dirige actualmente el Mossad, la agencia de inteligencia de Israel. El general de la reserva Meir Dagan fue asesor nacional de seguridad de Sharon durante la campaña electoral de 2000.
El plan fue aparentemente preparado antes de la elección de Sharon como primer ministro en febrero de 2001. “Según Alex Fishman en Yediot Aharonot, el Plan Dagan, consistía en la destrucción de la Autoridad Palestina y que se “sacara el juego” a Yasir Arafat”. (Ellis Shulman, “Operation Justified Vengeance”: a Secret Plan to Destroy the Palestinian Authority, marzo de 2001):
“Como informara Foreign Report (Jane) y revelara localmente Ma’ariv, el plan de invasión de Israel – supuestamente apodado Venganza Justificada – sería lanzado de inmediato después del próximo atentado suicida con muchas víctimas, duraría cerca de un mes y se espera que resulte en la muerte de cientos de israelíes y miles de palestinos. (Ibíd.)
El “Plan Dagan” preveía la así llamada “cantonización” de los territorios palestinos que separaría totalmente Cisjordania de Gaza, con “gobiernos” separados en cada uno de los territorios. Según este guión, previsto ya en 2001, Israel: “negociaría separadamente con fuerzas palestinas dominantes en cada territorio – fuerzas palestinas responsables por la seguridad, la inteligencia, e incluso por el Tanzim (Fatah)”.
El plan se parece por lo tanto de cerca a la idea de “cantonización” de territorios palestinos, propugnado por varios ministros”. Sylvain Cypel, The infamous “Dagan Plan” Sharon’s plan for getting rid of Arafat, Le Monde, 17 de diciembre de 2001)
El Plan Dagan estableció continuidad en la agenda militar y de inteligencia. Después de las elecciones de 2000, Meir Dagan obtuvo un papel crucial. “Se convirtió en el ’intermediario’ de Sharon en temas de seguridad con los enviados especiales del presidente Bush, Zinni y Mitchell”. Subsiguientemente fue nombrado Director del Mossad por el primer ministro Ariel Sharon en agosto de 2002. En el período post-Sharon, siguió siendo jefe del Mossad. Fue reconfirmado en su posición como Director de Inteligencia Israelí por el primer ministro Ehud Olmert en junio de 2008. Meir Dagan, en coordinación con sus homólogos estadounidenses, ha estado a cargo de varias operaciones de inteligencia militar.
Vale la pena señalar que como joven coronel Meir Dagan había trabajado estrechamente con el ministro de defensa Ariel Sharon en los ataques contra asentamientos palestinos en Beirut en 1982. Las incursiones de 2008 y 2009 en Gaza, tienen en muchos aspectos un extraño parecido con la operación militar de 1982.
Es importante considerar una serie de eventos cruciales que condujeron a las matanzas en Gaza bajo la “Operación plomo fundido:”
1. El asesinato en noviembre de 2004 de Yasir Arafat.
Este asesinato había sido planificado desde 1996 bajo la “Operación campos de espinas”. Según un documento de octubre de 2000 “preparado por los servicios de seguridad, a pedido del primer ministro de entonces, Ehud Barak, señaló que “Arafat, la persona, es una severa amenaza para la seguridad del Estado (de Israel) y el daño que resultará de su desaparición será menor que el daño causado por su existencia”. (Tanya Reinhart, Evil Unleashed, Israel’s move to destroy the Palestinian Authority is a calculated plan, long in the making, Global Research, diciembre de 2001. Detalles del documento fueron publicados en Ma’ariv, 6 de julio de 2001.).
El asesinato de Arafat fue ordenado en 2003 por el gabinete israelí. Fue aprobado por EEUU que vetó una Resolución de Seguridad de Naciones Unidas condenando la decisión del gabinete israelí en 2003.
Como reacción a crecientes ataques palestinos, en agosto de 2003, el ministro israelí de defensa, Shaul Mofaz, declaró la “guerra en todos los frentes” contra los militantes que juró estaban “marcados para la muerte”.
“A mediados de septiembre, el gobierno de Israel aprobó una ley para librarse de Arafat. El gabinete de Israel para asuntos de seguridad política la declaró “una decisión para remover a Arafat como obstáculo para la paz”. Mofaz amenazó: “escogeremos el camino adecuado y el momento adecuado para matar a Arafat”.
El ministro palestino Saeb Erekat dijo a CNN que pensaba que Arafat era el próximo objetivo.
CNN preguntó al portavoz de Sharon, Ra’anan Gissan, si el voto significaba la expulsión de Arafat. Gissan aclaró: “No significa eso. El gabinete ha resuelto hoy la remoción de ese obstáculo. El momento, el método, la manera como eso tendrá lugar serán decididos separadamente, y los servicios de seguridad monitorearán la situación y harán la recomendación sobre la acción adecuada”. (Vea Trish Shuh, Road Map for a Decease Plan, www.mehrnews.com 9 de noviembre de 2005)
El asesinato de Arafat formaba parte del Plan Dagan de 2001. Es muy probable que haya sido realizado por los servicios de inteligencia israelíes. Tenía el propósito de destruir la Autoridad Palestina, fomentar divisiones dentro de Fatah así como entre Fatah y Hamas.
Madmud Abbas fue instalado como líder de Fatah, con la aprobación de Israel.
2. La remoción, por orden del primer ministro Ariel Sharon en 2005, de todos los asentamientos judíos en Gaza. Una población judía de más de 7.000 fue cambiada de sitio.
“Es mi intención (Sharon) realizar una evacuación -perdón, una reubicación- de asentamientos que nos causan problemas y de sitios que en todo caso conservaremos en un acuerdo final, como los asentamientos de Gaza… Estoy trabajando sobre la base de la presuposición de que en el futuro no habrá judíos en Gaza”, dijo Sharon (CBC, marzo de 2004)
El tema de los asentamientos en Gaza fue presentado como parte del “mapa de ruta para la paz” de Washington. Celebrado por los palestinos como una “victoria”, esa medida no iba dirigida contra los colonos judíos. Todo lo contrario: Formaba parte de la operación clandestina general, que consistía en convertir Gaza en un campo de concentración. Mientras los colonos judíos vivieran dentro de Gaza, no se podía lograr el objetivo de mantener un gran territorio como prisión bloqueada. La implementación de la “Operación plomo fundido” exigía que “no haya judíos en Gaza”.
3. La construcción del infame Muro del Apartheid fue decidida a comienzos del gobierno de Sharon.
4. La próxima fase fue la victoria electoral de Hamas en enero de 2006.
Sin Arafat, los arquitectos de la inteligencia militar israelíes sabían que Fatah bajo Mahmud Abbas perdería las elecciones. Formaba parte del guión, que había sido previsto y analizado mucho antes.
Con Hamas a cargo de la Autoridad Palestina, con el pretexto de que Hamas es una organización terrorista, Israel realizaría el proceso de “cantonización” tal como fue formulado en el Plan Dagan.
Fatah bajo Mahmud Abbas seguiría formalmente a cargo de Cisjordania.
El gobierno de Hamas, debidamente elegido, sería limitado a la Franja de Gaza.
Ataque por tierra
El 3 de enero 2009, tanques e infantería israelíes penetraron en Gaza en una ofensiva terrestre total:
“La operación por tierra fue precedida por varias horas de fuerte fuego de artillería nocturno, incendiando objetivos con llamas que estallaron en el cielo de noche. El fuego de ametralladoras resonaba mientras brillantes balas trazadoras rompían la oscuridad y el estallido de cientos de obuses elevaba provocaba llamaradas. (AP, 3 de enero de 2009). Fuentes israelíes han señalado que será una operación militar prolongada.
“No será fácil y no será breve”, y dijo el ministro de defensa Ehud Barak en una alocución por televisión. Israel no trata de obligar a Hamas “a cooperar”. Lo que encaramos es la implementación del “Plan Dagan” como fuera inicialmente formulado en 2001, que requería: “una invasión de territorio controlado por palestinos por unos 30.000 soldados israelíes, con la misión claramente definida de destruir la estructura de la dirigencia palestina y de recolectar armas actualmente en poder de las diversas fuerzas palestinas, y de expulsar o matar a su dirigencia militar. Ellis Shulman, op. Cit.)
La cuestión más amplia es si Israel, en consulta con Washington, quiere provocar una guerra más amplia.
Una expulsión podría ocurrir en alguna etapa posterior de la invasión por tierra, si los israelíes abrieran las fronteras de Gaza para permitir un éxodo de la población. Ariel Sharon se refirió a la expulsión como “una solución al estilo de 1948”. Para Sharon “sólo es necesario encontrar otro Estado para los palestinos. «Jordania es Palestina» –fue la frase acuñada por Sharon”. (Tanya Reinhart, op. Cit.)
OTRA VEZ, Y A PESAR DE SUS LOCURAS. OTRA VEZ, EN MEDIO DE LA COMPLICIDAD DE TODA LA MALDITA COMUNIDAD INTERNACIONAL, ESPERANDO LA GRAN SUPERPRODUCCIÓN HOLLYWOODENSE SOBRE ESTE HOLOCAUSTO DE 40 AÑOS DE DURACIÓN…

Salud y crisis financiera


Publicacion del NYT donde se hace referencia al efecto de distintas crisis financieras sobre el impacto de las mismas en distintos paises, y su efecto en los sistemas de salud: http://tinyurl.com/4toewu

Salud y crisis financiera


Publicacion del NYT donde se hace referencia al efecto de distintas crisis financieras sobre el impacto de las mismas en distintos paises, y su efecto en los sistemas de salud: http://tinyurl.com/4toewu

Determinantes Sociales de la Salud – OMS –


La justicia social es una cuestión de vida o muerte.
Afecta al modo en que vive la gente, a la probabilidad de enfermar y al riesgo de morir de forma prematura.
Vemos maravillados como la esperanza de vida y el estado de salud mejoran de forma constante en algunas partes del mundo, mientras nos alarmamos ante el hecho de que eso no ocurra en otros lugares.
La esperanza de vida de una niña que nazca hoy puede ser de 80 años, si nace en determinados países o de 45 años, si nace en otros. Dentro de cada país hay grandes diferencias sanitarias estrechamente ligadas al grado de desfavorecimiento social.
Semejantes diferencias no deberían existir, ni dentro de cada país ni entre los países.
Esas desigualdades y esa inequidad sanitaria, que podría evitarse, son el resultado de la situación en que la población crece, vive, trabaja y envejece, y del tipo de sistemas que se utilizan para combatir la enfermedad. A su vez, las condiciones en que la gente vive y muere están determinadas por fuerzas políticas, sociales y económicas.
Las políticas sociales y económicas tienen efectos determinantes en las posibilidades de que un niño crezca y desarrolle todo su potencial, y tenga una vida próspera, o de que ésta se malogre. Cada vez hay una mayor convergencia entre los países pobres y los ricos con respecto al tipo de problemas de salud que hay que resolver. El desarrollo de una sociedad, ya sea rica o pobre, puede juzgarse por la calidad del estado de salud de la población, por cómo se distribuyen los problemas de salud a lo largo del espectro social y por el grado de protección de que gozan las personas
afectadas por la enfermedad.
En el espíritu de la justicia social, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha en 2005 la Comisión sobre determinantes sociales de la salud, con el fi n de recabar datos científi cos sobre posibles medidas e intervenciones en favor de la equidad sanitaria y promover un movimiento internacional para alcanzar ese objetivo.
Gracias a la labor de la Comisión, varios países y organizaciones son ahora socios que tratan de formular políticas y programas que abarquen al conjunto de la sociedad y permitan infl uir en los determinantes sociales de la salud y mejorar la equidad sanitaria. Esos países y asociados se hallan en la vanguardia de un movimiento mundial.
La Comisión hace un llamamiento a la OMS y a todos los gobiernos para que tomen la iniciativa en la acción mundial sobre los determinantes sociales de la salud, con el fi n de alcanzar la equidad sanitaria. Es esencial que los gobiernos, la sociedad civil, la OMS y otras organizaciones internacionales se unan para adoptar medidas encaminadas a mejorar la vida de los ciudadanos del mundo. Alcanzar la equidad sanitaria en el lapso de una generación es posible; es lo que hay que hacer y éste es el momento adecuado para hacerlo.

Ver también “Con la Inequidad todos pierden“. Articulo de la Nación por el Dr. Horacio Lejarraga.

Determinantes Sociales de la Salud – OMS –


La justicia social es una cuestión de vida o muerte.
Afecta al modo en que vive la gente, a la probabilidad de enfermar y al riesgo de morir de forma prematura.
Vemos maravillados como la esperanza de vida y el estado de salud mejoran de forma constante en algunas partes del mundo, mientras nos alarmamos ante el hecho de que eso no ocurra en otros lugares.
La esperanza de vida de una niña que nazca hoy puede ser de 80 años, si nace en determinados países o de 45 años, si nace en otros. Dentro de cada país hay grandes diferencias sanitarias estrechamente ligadas al grado de desfavorecimiento social.
Semejantes diferencias no deberían existir, ni dentro de cada país ni entre los países.
Esas desigualdades y esa inequidad sanitaria, que podría evitarse, son el resultado de la situación en que la población crece, vive, trabaja y envejece, y del tipo de sistemas que se utilizan para combatir la enfermedad. A su vez, las condiciones en que la gente vive y muere están determinadas por fuerzas políticas, sociales y económicas.
Las políticas sociales y económicas tienen efectos determinantes en las posibilidades de que un niño crezca y desarrolle todo su potencial, y tenga una vida próspera, o de que ésta se malogre. Cada vez hay una mayor convergencia entre los países pobres y los ricos con respecto al tipo de problemas de salud que hay que resolver. El desarrollo de una sociedad, ya sea rica o pobre, puede juzgarse por la calidad del estado de salud de la población, por cómo se distribuyen los problemas de salud a lo largo del espectro social y por el grado de protección de que gozan las personas
afectadas por la enfermedad.
En el espíritu de la justicia social, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha en 2005 la Comisión sobre determinantes sociales de la salud, con el fi n de recabar datos científi cos sobre posibles medidas e intervenciones en favor de la equidad sanitaria y promover un movimiento internacional para alcanzar ese objetivo.
Gracias a la labor de la Comisión, varios países y organizaciones son ahora socios que tratan de formular políticas y programas que abarquen al conjunto de la sociedad y permitan infl uir en los determinantes sociales de la salud y mejorar la equidad sanitaria. Esos países y asociados se hallan en la vanguardia de un movimiento mundial.
La Comisión hace un llamamiento a la OMS y a todos los gobiernos para que tomen la iniciativa en la acción mundial sobre los determinantes sociales de la salud, con el fi n de alcanzar la equidad sanitaria. Es esencial que los gobiernos, la sociedad civil, la OMS y otras organizaciones internacionales se unan para adoptar medidas encaminadas a mejorar la vida de los ciudadanos del mundo. Alcanzar la equidad sanitaria en el lapso de una generación es posible; es lo que hay que hacer y éste es el momento adecuado para hacerlo.

Determinantes Sociales de La Saludhttp://www.scribd.com/embeds/57714807/content?start_page=1&view_mode=list&access_key=key-8jzhq49eggpzszyb8tr

Ver también “Con la Inequidad todos pierden“. Articulo de la Nación por el Dr. Horacio Lejarraga.