McGraw-Hill Manual of Laboratory


Product Details
»Book Publisher: McGraw-Hill Professional (08 October, 2007)
»ISBN: 0071481524
»Book author: Denise D. Wilson
»Amazon Rating: 5.0

Book Description:

Critical testing information and key clinical protocols in the palm of your hand

McGraw-Hill’s Manual of Laboratory & Diagnostic Tests focuses specifically on what you need to know to understand the test, educate the patient, and provide safe, effective care before, during, and after the test. In addition, this easy-to-use clinical companion is the only text to actively incorporate evidence-based practice features throughout, both in test monographs and appendices-a major advantage that enhances your ability to apply the book’s content to your daily practice.

Features:

A cohesive 5-part organization covering the full range of laboratory tests, diagnostic tests, laboratory/diagnostic assessments of body function, education, and screening
Time-saving alphabetical organization of tests with handy thumb tabs
Full-color icons that highlight the organization of each test, and clearly identify important features throughout
Skill-sharpening references to national guidelines, including JCAHO
Full coverage of clinical interventions/implications
Essential insights into the possible meanings of abnormal values and contraindications
Key references that pertain to evidence-based practice
Timely appendix on the increasing use of evidence-based practice
Critical patient teaching information

Gracias Rochy 🙂

La FDA aprueba una prueba rápida de infección viral respiratoria


La FDA aprobó un test de ácido nucleíco que simultáneamente busca a 12 diferentes virus respiratorios.

La prueba, que debe hacerse en secreciones de la garganta, se llama xTAG Respiratory Viral Panel y es desarrollada por Luminex Molecular Diagnostics. La FDA dijo que es la primer prueba que diferencia los subtipos H1 y H3 del virus de la influenza A. Es también la primer prueba que detecta el recién identificado metaneumovirus. Además, la preba identifica:

  • influenza B;
  • virus sincital respiratorio, subtipos A y B;
  • parainfluenza 1, 2, y 3;
  • rhinovirus;
  • adenovirus.

El fabricante sostiene que juntos estos virus son causantes del 85% de las infecciones respiratorias. La FDA advierte que un resultado positivo de esta prueba no excluye otras fuentes de infección.

Alerta de la FDA

En definitiva, ahora faltan los articulos donde se hable de la relación del rinovirus con la fractura de cadera, el sarcoma de Kapossi, y la tuberculosis, o cualquier otra forma de terrorismo sanitario para que nos quede en claro la necesidad de saber que virus tenemos, aunque no se necesite tratamiento y el problema sea autolimitado.

Nuevos marcadores de fibrosis hepática en pacientes con Hepatitis C


Nuevos marcadores de fibrosis hepática en pacientes con Hepatitis C

La biopsia hepática sigue siendo el standard “oro” para el diagnóstico certero de la fibrósis hepática, pero al tratarse de un método invasivo continúan buscándose nuevos marcadores que permitan este diagnóstico evitándola. Este trabajo presenta una nueva gama de marcadores serológicos para detectar la fibrosis hepática.
Los autores utilizaron un marcador proteómico en un gel bidimensional para la búsqueda de marcadores potencialmente útiles. Se analizaron sueros de pacientes con diversos grados de fibrósis hepática inducida por hepatitis C y se compararon con personas sanas.
En concreto se midieron los siguientes: Inter-alfa tripsina inhibidor de la cadena pesada H4 (fragmentos) (ITIH4), alfa-1-antiquimotripsina, apolipoproteína L1(APL1), prealbúmina, albúmina, paroxonasa/arilesterasa 1, y zinc alfa-2 glicoproteína 1. Todas estas proteínas aparecieron disminuidas en pacientes con fibrósis hepática.
Además se analizaron el antígeno-like de la proteína CD5 (CD5L), beta-2 glicoproteína I, y estas en cambio estuvieron aumentadas.
Los autores piensan que estos nuevos marcadores junto con los que ya se tenían, pueden aportar mucha información de modo que con el tiempo no sea necesaria la biopsia hepática, para conocer el estado de la fibrósis.
Aunque lógicamente harán falta estudios estadísticos mas amplios para confirmar este extremo.

Clin Chem. 2007 Oct;53(10):1792-9

Fuente: http://analisisclinicos.blogspot.com/