Mamografías: más daños que beneficios. Los riesgos de la excesiva prevención


Front page of The New York Times July 29, 1914...Image via Wikipedia

Con cierta frecuencia los medios de comunicación suelen hablarnos de la bondad de las mamografías para detectar cáncer de mama. Pero esto ha sido cuestionado por la ciencia y una parte de la comunidad médica. Lo último publicado sobre ello es un texto enArchives of Internal Medicine, de H. Gilbert Welch, sobre el escaso-nulo impacto del cribado con mamografía. También lo ha comentado el New York Times: El cribado (screening) del cáncer de mama es absurdo, produce más daños que beneficios.
Especialmente por los medicamentos que se utilizan en los casos de sobre-diagnóstico(más del 40%; es decir, casi la mitad de las mamas extirpadas con cáncer de mamanunca darían metástasis y se sobretratan con cirugía-anestesia, radioterapia y quimioterapia).
“Diversos protocolos y programas recomiendan, en España, que los profesionales insistan en el auto-examen de mamas como medida de aplicación universal para la detección precoz del cáncer de mama; también, que se ofrezca la mamografía a mujeres de menos de 50 años y mayores de 69, especialmente en la práctica privada. ¿Disminuyen estas dos recomendaciones la mortalidad por cáncer de mama? La respuesta es negativa“.
En 2006 volvían a reciordar que el afán de prevenir puede ser peligroso. La prevención del cáncer de mama mediante mamografía es un programa muy popular pero quecarece de fundamento científico y que puede producir más daño que beneficios. Las mujeres deberían tener la información que se propone en este artículo para decidir. Además, como se publica también estos días el 40% del cáncer de mama no necesita quimioterapia.

Videos del V Congreso de Medicina Ambiental en España


Puerta del Sol (square) in Madrid (Spain).                        Image via Wikipedia

 Existen personas, muchas de ellas de buena fe, como un médico con el que comí hace unos días, que todavía dudan de la misma existencia de la Sensibilidad Química Múltiple y otras tantas patologías relacionadas con la contaminación ambiental. En junio, en Madrid, la Fundación Alborada y la Fundación Vivo Sano organizaron el V Congreso Internacional de Medicina Ambiental entre cuyos ponentes estuvieron científicos de la talla de William Rea, pionero de la medicina ambiental, fundador del conocido Centro de Salud Ambiental de Dallas (EE.UU.) y afectado él mismo de SQM; a la doctora Jean Monro, directora médica del Breakspear Medical Group, una clínica ambulatoria del Reino Unido especializada en SQM que es referencia para todo el continente; al director de la Academia Europea de Medicina Ambiental, el doctor Peter Ohnsorge, que trabaja en un proyecto de curriculum europeo de medicina ambiental; o al doctor Martin Pall, profesor de Bioquímica de la Universidad de Washington.
Sus ponencias pueden verse ahora, gratis, en Vealia TV, una televisión en Internet que grabó en video todas las intervenciones. No sólo pueden informarse de lo último en investigación científica sobre la SQM sino también los últimos avances en los tratamientos.
Por si alguien necesita conocer el posible conflicto de interés en esta información sepan que quien escribe estas líneas tuvo a bien ser co director del Departamento de Comunicación del Congreso.
Fuente: Miguel Jara
Enhanced by Zemanta

Las enfermedades ‘inventadas’


Las enfermedades ‘inventadas’

El periodista Miguel Jara denuncia que la industria farmacéutica está intentando abrir nuevos mercados y ganar más dinero convirtiéndonos a todos en pacientes

Lucía Villanueva Madrid

Miguel Jara, impartiendo una conferencia.

Miguel Jara, impartiendo una conferencia.

Medialab-Prado Madrid
La Fundación Internacional de la Osteoporosis (IOF), aprovechando que mañana se celebra el día mundial de esta enfermedad, ha dado a conocer una encuesta en la que destaca que el número de casos nuevos que se detectan al año es un 17% mayor en España que en otros países como Francia, Alemania o Canadá.
Según esta encuesta, hay 2,5 millones de españolas que padecen osteoporosis, una disminución de la masa ósea que pone a los huesos en peligro de fractura. Sin embargo, hay quien duda que pueda ser calificada como enfermedad.
Miguel Jara, periodista y escritor del libro Traficantes de Salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, considera que entra dentro de las llamadas “enfermedades inventadas”, un término que “utilizan otros investigadores, farmacólogos y periodistas desde hace unos años”.
Todos somos pacientes
El periodista pone en entredicho la praxis de la industria farmacéutica. “Intenta abrir nuevos mercados” y una de las estrategias que utiliza es “reinventar el concepto de enfermedad para convertirnos a todos en pacientes”, explicó Jara.
Así, los laboratorios han conseguido hacer extensible el concepto de enfermedad a factores de riesgo, como el colesterol alto o la hipertensión, y a dolencias leves o propias de la naturaleza humana como la menopausia o incluso la tristeza que, dice Jara, “se trata sistemáticamente como depresión”.
Y puntualiza: “No es que no existan personas enfermas, porque, obviamente, sí las hay y necesitan tratamiento, pero la industria tiende a exagerar para que vayamos a una consulta a preguntar si estamos enfermos”. Después, añade, “siempre habrá un fármaco adecuado para tratarnos”.
Pero Jara denuncia que existe “un fraude científico radical”, ya que los laboratorios gastan más en promoción que en investigación propiamente dicha. “Les interesa buscar fármacos para las clases medias emergentes que los pueden pagar”, por lo que la ciencia se pone al servicio de las ventas y no de las personas.
Corrupción farmacéutica
El periodista ha dedicado más de cinco años a la investigación de la situación de la industria farmacéutica, en los que asegura haberse topado con una “corrupción enorme”. Otra de las estrategias que emplean los laboratorios para ingresar más, asegura Jara, es pagar a los médicos para que receten sus fármacos.
Pagaban a los médicos “60 euros por cada diez recetas” extendidas.
Ya no son sólo regalos y viajes, sino “sobres de dinero”. Según cuenta, un ex visitador médico de una multinacional con sede en España le pasó unos documentos internos que demostraban que pagaban a los médicos “60 euros por cada diez recetas” extendidas.
Además, en estos documentos, explica el periodista, se establecía que cada uno de los 70 comerciales de la compañía tenía unos “14.000 euros al trimestre para conseguir que los médicos recetasen fármacos nuevos, más difíciles de recetar, y otros 6.000 para los que tienen ya un hueco en el mercado”.
‘Pequeña crisis’ de la industria
El medicamento se ha convertido en “una mercancía, en un objeto de consumo”
Para Jara, el medicamento se ha convertido en “una mercancía, en un objeto de consumo”, que hace que la industria que los desarrolla sea “la tercera más rentable del mundo, por detrás del tráfico de drogas y de armas.”
Hasta hace unos años, cuenta el periodista, el beneficio neto que obtenía la industria farmacéutica era del 25%. Ahora, inmersa en una “pequeña crisis”, sólo ingresa un 16-17% de beneficio neto, “una cifra que multiplica por cuatro la cifra de negocio de grandes multinacionales como Coca-Cola”, que tiene un 3-4% de beneficio.
En un encuentro en el centro Medialab-Prado de Madrid, Miguel Jara ha reconocido que con estos datos no pretende “asustar a la gente, sino sacar a la luz una realidad muy oscura”. Porque “la salud”, recuerda, “es lo más importante”.
Fuente: ADN.es

Traficantes de Salud y Conspiraciones Toxicas


Revisando viejos mails me encontre con uno que hacia referencia a Sicko, en aquel momento con mudanzas y otras cuestiones terrenales omiti el ver el blog del remitente, que no es otro que Miguel Jara, autor de Traficantes de Salud y Conspiraciones Toxicas. Ahora podemos leer su blog , el cual he incluido en forma permantente en este espacio. Espero que lo disfruten como lo he disfrutado al verlo y recorrerlo.  

Traficantes de Salud y Conspiraciones Toxicas


Revisando viejos mails me encontre con uno que hacia referencia a Sicko, en aquel momento con mudanzas y otras cuestiones terrenales omiti el ver el blog del remitente, que no es otro que Miguel Jara, autor de Traficantes de Salud y Conspiraciones Toxicas. Ahora podemos leer su blog , el cual he incluido en forma permantente en este espacio. Espero que lo disfruten como lo he disfrutado al verlo y recorrerlo.