Que nos pasa con Candela ?


Por alguna razón cuesta escribir esto. Las estadísticas dirán que Argentina sigue siendo un país seguro, que obviamente lo es, comparado con otros países. Pero las comparaciones no nos sirven, no consuelan a nadie cuando una madre y un padre lloran el asesinato de su hija. Cuando sus compañeros de colegio también, y le hemos agregado al miedo a transitar las calles. 
Viví en Hurlingham 6 años, un lugar tranquilo, hermoso, y elegí vivir ahí porque buscaba una casa para que mi primer hija pudiera crecer como su madre y yo en una casa.  Hay lugares inseguros, pero donde las rejas son bajas, y hay chicos jugando al fútbol en la calle, todos sabemos que es seguro. 
Sin embargo, no nos alcanza. Hace dos semanas apenas el pueblo votó, y eligió en una elección transparente. Y el gobierno mismo en lugar de preocuparse por denuncias infundadas, salió a pegar a la prensa, cuando el pueblo estaba pendiente de Candela. 
Acaso no aprendimos nada de 30 mil desaparecidos ? O el crimen es distinto ? La muerte nos iguala, y este país busca la vida. Es cierto que la paz de los cementerios militares no es lo que queremos, pero tampoco queremos miedo, por nosotros, por nuestros hijos. El crimen es crimen, no importan los motivos, ni quien los lleve adelante. 
Yo mismo he transitado esa plaza muchos jueves, la plaza de las madres. Al fin de cuentas, yo también soporté la detención y desaparición de mi propio padre. Tenemos leyes, este mismo gobierno las dictó, y los jueces no las cumplen. Y como en todo el mundo la justicia siempre es lenta. Pero acaso ser niño no es un derecho humano ? A transitar libremente ? La muerte une a las madres de la plaza con las madres del dolor. Todas reclaman justicia y verdad. Y el silencio en este caso poco ayuda. 
Será que porque vivi en Hurlingham, una ciudad bilingue y que festeja Saint Patrick ? No se porqué, pero esta muerte SI es diferente. Será porque votamos por más ? Y no hubo ningún funcionario en su entierro ? Hay 510 chicos desaparecidos en argentina, en la época democrática. Alcanza eso ? Alcanza que sean menos que con la dictadura ? NO. Simplemente porque somos Argentinos, y tenemos todoas para ser un pueblo feliz, y alimentado, y sin falsas antinomias. 
Es un caso policial ? Se politizó el caso ? Son las preguntas que se hacen los periodistas. Pero nuestra Presidenta recibio a la madre, y se comprometió personalmente en esto. Como madre, señora Presidenta, no bastan aunque sean dos palabras de pesar en twitter ? 
Señora presidenta, mientras un pais estaba pendiente de Candela, su jefe de gabinete estaba twitteando estupideces, o regodeandose con la todavia fresca victoria. No hay mucho por decir. O más bien no se que más decir, simplemente que nos vamos a resisitir a ser un país donde el crimen organizado, en connivencia con la policia, siga funcionando. Es una deuda pendiente de esta democracia. 
Que nos pasó con Candela, si quizás muera uno todos los dias ? Nos pasó que simplemente nos cansamos. Quizás un enemigo externo pueda ayudar……..Franz Fanon, un psiquiatra que escribi durante la guerra de liberación de Argelia, en un libro cuyo nombre no recuerdo, que durante ese tiempo los homicidios y los delitos habian caido a cero. Porque el pueblo se habia comprometido con la revolución. También nosotros queremos re-evoluciones. No somos Gaza, ni Kabul, esto es argentina, y las estadisticas no conforman. Como tampoco conforma que aumente el PBI si la distribución de la riqueza sigue igual. 
En algún lugar, la intolerancia se ha hecho presente, y da lugar a todo esto. No lo sé. Quizás en este documental un poco largo, encontremos alguna respuesta: http://la-baulera.blogspot.com/2011/09/zeitgeist-moving-forward.html

Enhanced by Zemanta

Prevalencia de cardiopatía isquémica en las autopsias de jovenes que han fallecido por causas no naturales


Nemetz PN, Roger VL, Ransom JE, Bailey KR, Edwards WD, Leibson CL. Recent Trends in the Prevalence of Coronary Disease: A Population-Based Autopsy Study of Nonnatural Deaths. Arch Intern Med 2008; 168: 264-270.  R   TC (s)   PDF (s)

Introducción

El incremento en la prevalencia de obesidad y diabetes que se está dando en los países desarrollados ha hecho afirmar a algunos expertos que es posible que la tendencia a la reducción de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares esté llegando a su fin y que los jóvenes actuales puedan presentar una esperanza de vida inferior a la de sus progenitores. Sin embargo, no se dispone de estudios que permitan objetivar este cambio de tendencia.

Objetivo

Describir la tendencia temporal de la prevalencia de lesiones de cardiopatía isquémica (CI) halladas en las autopsias de los residentes de un condado de EEUU fallecidos de causa no natural.

Perfil del estudio

Tipo de estudio: Estudio descriptivo

Ámbito del estudio: Comunitario

Métodos

El condado de Olmsted es una región de EEUU relativamente aislada y que es atendida casi en su totalidad por dos organizaciones, una de las cuales es la clínica Mayo. Todos los pacientes atendidos en estos centros tienen un identificador único que permite localizar y relacionar todos sus registros clínicos, incluyendo los certificados de defunción. Para este estudio se revisaron los informes de las autopsias de las personas muertas por causas no naturales (accidentes, homicidios, suicidios o causa no determinada) de 16-64 años entre los años 1981 y 2004 y se registró el grado de lesión coronaria (del 0 al 5) que presentaban en cada una de las coronarias principales. Si la puntuación era ≥4 se clasificaron como lesiones de alto grado.

Resultados

Durante el periodo de estudio se dieron 3.237 muertes en ese grupo de edad, de las que 515 se clasificaron como ‘no naturales’. La edad media de éstas fue de 36 años y un 75% eran varones (frente a los 50 años y un 63% de varones en todas las muertes). Se dio una reducción en el tiempo en la proporción de muertes debidas a causas no naturales. Se dispuso de la autopsia en el 96% de los casos y en un 82% de éstas se habían cuantificado las lesiones coronarias. En el 40% de los casos en los que no se cuantificaron las lesiones coronarias se debió a que el corazón estaba dañado o se había donado este órgano para la investigación o la docencia. La proporción de autopsias de las que se dispuso la cuantificación de lesiones coronarias aumentó a lo largo del tiempo.

Se detectaron lesiones de alto grado en un 8% de las autopsias y de cualquier grado en el 83% (fig. 1).

Si se aplicaba un análisis lineal se detectaba una tendencia a una reducción en la prevalencia de lesiones coronarias de alto grado y totales. En el análisis multivariante, la tendencia a la reducción de las lesiones de alto grado fue superior para los varones que para las mujeres y en las edades más jóvenes que en las edades más avanzadas. Se observó una tendencia a la reducción en las 4 arterias coronarias.

Sin embargo, los análisis no lineales se ajustaban mejor a los resultados observados y en ellos se apreciaba una inversión de la tendencia a la reducción a partir de los años 1994-2001 en función de la arteria analizada.

Conclusiones

Los autores concluyen que la tendencia temporal a la reducción de la prevalencia de la cardiopatía isquémica ha acabado.

Conflictos de interés

Ninguno declarado. Financiado parcialmente por los National Institutes of Health y la A. J. and Sigismunda Palumbo Foundation.

Comentario

En las últimas décadas se ha dado en los países desarrollados una reducción importante en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Esta reducción se ha debido fundamentalmente a una disminución de su incidencia por un mejor control de los factores de riesgo para estas enfermedades. Sin embargo, en los últimos años estamos asistiendo a un incremento muy importante de la prevalencia de la obesidad y la diabetes que hace temer que esta época de tendencias favorables esté tocando a su fin.

Un estudio clásico publicado en 1953 llevado a cabo sobre soldados americanos muertos en la guerra de Korea demostró que las lesiones coronarias están presentes en una elevada proporción de las personas asintomáticas, incluso en edades tempranas. Por ello, el estudio de las lesiones coronarias puede ser un indicador más temprano de las tendencias epidemiológicas de la enfermedad coronaria que la incidencia de la enfermedad sintomática.

En el condado de Olmsted se practican autopsias a una elevada proporción de las personas que mueren, lo que favorece la representatividad de la muestra. Sin embargo, el principal punto débil del trabajo es que la población de este condado es muy homogénea, con una clara preponderancia de la población blanca no hispana, por lo que hay que ser cuidadoso al extrapolar sus resultados a otras poblaciones.

En otros estudios publicados por el mismo grupo se ha apreciado una tendencia temporal decreciente de las lesiones coronarias en el total de las autopsias practicadas. En este trabajo se analizan únicamente las autopsias de personas muertas por causa no natural, lo que puede ser una buena aproximación a la prevalencia de lesiones asintomáticas. Los resultados de este estudio apuntan en la dirección de que si no se revierte el aumento de prevalencia de la obesidad y la diabetes se puede alcanzar un punto de inflexión de forma que en los próximos años asistamos a un repunte de la morbimortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Bibliografía

  1. Hardoon SL, Whincup PH, Lennon LT, Wannamethee SG, Capewell S, Morris RW. How Much of the Recent Decline in the Incidence of Myocardial Infarction in British Men Can Be Explained by Changes in Cardiovascular Risk Factors?: Evidence From a Prospective Population-Based Study. Circulation 2008; 117: 598-604.  R   TC   PDF  RC
  2. Olshansky SJ, Persky V. The Canary in the Coal Mine of Coronary Artery Disease. Arch Intern Med 2008; 168: 261   TC   PDF
  3. Enos WJ et al. Coronary disease among United States soldiers killed in Korea. Preliminary report. JAMA 1953; 152: 1090-1093.

Autor

Manuel Iglesias Rodal. Correo electrónico: mrodal@menta.net.