Polémica por el análisis de las cenizas del volcán


Puyehue, Cordón Caulle, Carrán, Mencheca, Codi...                                 Image via Wikipedia

 
Desmienten que sean inocuas para la salud
¿Qué tipo de minerales han caído sobre ciudades argentinas? ¿Las sustancias que componen la ceniza son nocivas para la salud? Con estas dos premisas como punto de partida, investigadores de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), en Bariloche, realizaron un estudio químico de las cenizas del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, que aún permanecen en las dos ciudades argentinas más próximas al volcán, Bariloche y Villa La Angostura.
Los resultados preliminares de ese trabajo, que la CNEA dio a conocer mediante un comunicado el lunes pasado, revelaron la ausencia de sustancias nocivas para la salud, como podrían ser el azufre o el arsénico, y el mensaje difundido llevó tranquilidad a los pobladores de la región.
Sin embargo, ayer, la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) y la ONG Conciencia Solidaria informaron que el comunicado de prensa emitido por la CNEA “es inexacto” y que difundir públicamente que las cenizas volcánicas no dañan la salud “es incorrecto e irresponsable”.
“La ceniza está compuesta por silicio, aluminio, potasio, calcio, hierro, titanio, magnesio, sodio y, en una pequeñas cantidad, cloro -detalló la doctora Liliana Mogni, integrante del Grupo Caracterización de Materiales de la CNEA-. No se detectó la presencia de azufre o arsénico, y tampoco cristobalita (una variante volcánica del cuarzo), como sucedió con el volcán Chaitén, en 2008, que es una de las fracciones más nocivas que causan problemas pulmonares y respiratorios.”
“¿Quién se hará cargo de las enfermedades que producirá esta declaración irresponsable? No se trata de crear pánico, pero tampoco de brindar información equivocada”, respondió mediante otro comunicado la ONG Conciencia Solidaria.
Sucede que, según los datos de la propia CNEA, las cenizas del volcán Puyehue contienen dióxido de titanio, “una sustancia considerada un posible cancerígeno humano por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC)”, señaló la Funam.
Por su parte, el doctor Raúl Montenegro, de la Universidad Nacional de Córdoba, recordó que las cenizas volcánicas “pueden tener efectos negativos sobre la salud”, y que el impacto se debe “no solamente a sustancias de riesgo -como sílice cristalino y dióxido de titanio-, sino al tamaño de las partículas y a la cantidad que ingresa en el sistema respiratorio y digestivo de las personas expuestas”.
El especialista, además, sostuvo que las cenizas “conforman cócteles variables de partículas y sustancias químicas”, y que los efectos sobre las poblaciones expuestas “dependen de las dosis recibidas, pero también del tiempo de exposición y del tamaño de las personas. Los más afectados son bebes y niños, porque consumen proporcionalmente más aire por unidad de peso que los adultos, y las personas con problemas respiratorios previos”.
Funam y Conciencia Solidaria aconsejaron “reducir la inhalación de cenizas hasta donde resulta posible como una medida sanitaria”, mediante el uso de barbijos

La Nación – 17/06/11

Enhanced by Zemanta

Un poco más sobre las cenizas volcánicas


En realidad la ceniza volcánica, no es ceniza sino que es roca pulverizada.

  • Una densa caída de ceniza altera el suministro de energía. La repentina demanda multitudinaria de luz puede hacer que el servicio eléctrico se agote o falle.
  • La ceniza obstruye las corrientes de agua, presas, alcantarillas, plantas de aguas negras y todo tipo de maquinaria.
  • La ceniza se amontona en carreteras, vías férreas y senderos, como la nieve, pero semeja arena suave y húmeda.
  • La ceniza fina puede ser resbalosa.
  • El peso de la ceniza puede colapsar techos.

¿Qué hacer si está cayendo ceniza volcánica?

  • No se alarme; permanezca calmado.
  • Las cenizas molestan mucho más de lo que dañan a la salud
  • No salga.
  • Si se encuentra afuera, busque refugio (ej. en autos, edificios); use mascarilla, pañuelo o paño para retener el polvo.

En su hogar:

  • Cierre puertas y ventanas y tape el tiro de su chimenea.
  • Coloque toallas húmedas en los umbrales de las puertas y en otros lugares donde haya corrientes de aire.
  • No haga funcionar ventiladores ni secadoras de ropa.
  • Quite las cenizas de los techos planos o de poco declive, así como de los canales para desaguar la lluvia, con el fin de evitar acumulaciones espesas.

En su auto:

  • De ser posible, no conduzca.
  • Si tiene que conducir, hágalo lentamente. Recuerde que la ceniza reduce la visibilidad.

Más información:

http://www.paho.org/spanish/dd/PED/te_volc.htm#prep

Sólo solicitamos que reenvie este mensaje a sus contactos.

PD1: al final todo llega…y a todos nos toca.

EFECTOS DE LA CENIZA VOLCÁNICA EN LA SALUD


EFECTOS DE LA CENIZA VOLCÁNICA EN LA SALUD

Las cenizas del volcán Puyehue-Cordón Caulle cubrieron varias ciudades sureñas como Villa la Angostura y Bariloche. Consultado sobre los efectos que puede tener sobre la salud, el Jefe de Neumonología del Hospital Austral advirtió que, en caso de que se prolongara, la lluvia gris puede inflamar la vía aérea y, en personas con enfermedades respiratorias crónicas, agravar los síntomas.
 

 
Noticias de Mar del Plata - EFECTOS DE LA CENIZA VOLCÁNICA EN LA SALUD

Se repite la imagen del 2008: ciudades argentinas bañadas por un manto ceniciento que proviene del volcán chileno Puyehue. Las autoridades recomendaron usar barbijos y evitar salir de las casas, pero, si la situación se desarrolla como hace tres años, la lluvia gris puede durar varios días.

Respirar este aire viciado debe de tener alguna repercusión en el organismo, a pesar de que se ha dicho que no es tóxico. El Dr. Daniel Pérez Chada, Jefe del Servicio de Neumonología del Hospital Universitario Austral (HUA), advirtió que las cenizas son “nocivas para la salud”; en el caso de quienes ya padecen complicaciones respiratorias como asma o bronquitis crónica, “la aspiración de cenizas aumenta los síntomas y eleva el riesgo de desencadenar crisis asmáticas”. A su vez, señaló que estos residuos del volcán no son inocuos para las personas sanas: “La exposición durante cortos períodos a la inhalación irrita la vías respiratorias”.

Como el humo, pero peor
En comparación con el humo, el especialista destacó que los síntomas iniciales que provocan las cenizas son los mismos: picazón en la garganta, molestia en los ojos… pero si la exposición a las partículas se prolonga, “pueden producirse enfermedades respiratorias crónicas” y llegar a “deteriorarse progresivamente la función pulmonar”.
De todas maneras, faltaría evaluar cuál es la composición de la partícula de ceniza y en qué concentración se encuentra en el ambiente como para dar un diagnóstico más certero.

Paliar los efectos
El Dr. Pérez Chada coincidió con las autoridades en recomendar a la gente no salir de sus casas: “Las partículas entran igual, pero afuera aumenta la exposición”.

Recomendaciones

• Evitar la entrada de las cenizas en los hogares y lugares de trabajo
• Usar lentes para proteger los ojos en las personas más expuestas
• Evitar beber agua de vertientes naturales
• Prevenir la acumulación de cenizas en los techos
• Colocar toallas húmedas en umbrales y marcos de ventanas
• Cambiarse de ropas al ingresar en la casa
• Aspirar los ambientes para disminuir la cantidad de cenizas, no sacudir ni pasar el plumero
• Usar máscaras de alta eficiencia