La biotecnologa, para ayudar a los pobres?


La Biotecnología ¿para ayudar a los pobres?

Lilian Joensen
Grupo de Reflexión Rural

Varios informes, que defienden a la biotecnología como la forma de ayudar a los pobres, han sido publicados durante los últimos meses, en diferentes países Europeos y organismos de las Naciones Unidas. El más criticado recientemente ha sido un informe de la FAO: “La Biotecnología, resolviendo las necesidades del pobre”. Otro que se puede nombrar es el Informe Nuffield de Gran Bretaña “El uso de los cultivos modificados genéticamente en los países en desarrollo”. Algunos de estos informes, como el publicado por iniciativa de la Asociación Danesa de Cooperación Internacional (Mellemfolkeligt Samvirke): “El Mercado Libre no es Suficiente. Una Nueva Visión para los Campesinos más Pobres del Mundo”, recomienda que dinero del Estado sea utilizado en la
investigación de cultivos transgénicos, “como forma de combatir el hambre y la pobreza en el tercer mundo”. Pero el siguiente caso, descripto en este trabajo, es un ejemplo de cómo estos argumentos están alejados de la realidad.

 

En mayo de 2003, Targeted Growth Inc, de EEUU (TGI) y CropDesign NV, de Bélgica (Crop Design) comenzaron una colaboración de investigación y un acuerdo de licenciamiento cruzado de tecnologías. De acuerdo a ésto, TGI pondría sus genes de “aumento de rendimiento” al alcance de Crop Design en forma exclusiva, para que ésta última empresa europea los utilice, tanto en su sistema TraitMill de alto throughput (tasa de salida de transformaciones genéticas exitosas), como para el desarrollo comercial de cereales.
El aparato de publicidad de Crop Design informa que TGI era dueña de los derechos exclusivos de varios genes, que son clave en el control de la división y crecimiento celular de plantas y animales. Agrega que con la utilización de estos genes, TGI ha desarrollado plantas que crecen más rápido y más grandes y que tienen mayor rendimiento y ciclos de cosecha más rápidos.
Por otro lado, Crop Design hace propaganda de su sistema TraitMill, asegurando un sistema de troughput de clonación de genes, transformación y evaluación digital de plantas, que permite que la Compañía determine rápidamente el valor del mejoramiento de los cultivos, con respecto a los genes implicados en el crecimiento y desarrollo de los mismos. Además afirma que los genes de la propiedad de TGI serán testeados, directamente, en el sistema Trait-Mill de Crop Design, en arroz.
El Dr. Johan Carden, Vice Presidente de Alianzas de Negocios de Crop Design informa que: “Acceder al mercado de cereales de EEUU es uno de los objetivos claves de nuestros negocios…” Agrega que: “La Compañía utilizará los genes de TGI para desarrollar variedades de alto rendimiento en arroz, maiz, trigo y otros cereales”. Dice que la expresión y regulación de los genes ligados al crecimiento pueden mejorar el rendimiento, la maduración y la tolerancia al estrés, y admite que estos caracteres son importantes para las compañías de semillas y las empresas de agroquímicos, que venden sus productos en paquetes con semillas.
El 26 de enero de 2003, Crop Design anuncia que el Instituto de Promoción de Innovación por medio de la Ciencia y la Tecnología de Flander (IWT), una Institución pública, ha decidido apoyar con 2,4 millones de EUROS a la investigación de la empresa, en genes de tolerancia al estrés y el desarrollo de cereales tolerantes al estrés. El desarrollo del sistema TraitMill había recibido también apoyo económico anteriormente del IWT. Crop Design dijo que los mejores genes serían testeados en el campo y que se desarrollarían más variedades de arroz tolerantes al estrés. Los genes serían agregados también al maíz, otro cereal para el que los intereses comerciales son muy altos y que está relacionado al arroz en forma cercana. Otra vez, la compañía belga admite que : “La tolerancia al estrés es escencial para alcanzar un rendimiento de cultivo más alto y más estable, y que ésto es exactamente lo que las compañías de semillas y los productores, tanto en el mundo desarrollado como en el tercer mundo están buscando”.
El 21 de noviembre de 2003, Crop Design admite, una vez más, que la Compañía avanzará en estos objetivos en maíz y arroz con el fin de entregar un carácter genético de aplicación con impacto comercial mayor. La Compañía dice que se basa en los resultados de la revolución genómica. La plataforma TraitMill permite a Crop Design testear varios cientos de modificaciónes genéticas en arroz por año, utilizando una combinación sofisticada de robots de tratamiento de plantas y tecnología de imagen digital.
Además, la empresa dice que necesitan introducir los caracteres modificados genéticamente en el germoplasma de arroces de elite e integrarse a programas de cultivos, para que los productos puedan ser entregados a los productores, dentro del marco de los próximos 5 a 7 años. Crop Design
informa que su caracter genético será introducido también en maíz. Agrega que tiene confianza en que, de esta forma, podrá tener un gran impacto en el mercado de las compañías más grandes del mundo”.
Crop Design admite que nunca ha dudado en continuar enfocando en esta tecnología, ni siquiera mientras Europa estaba implementando una moratoria efectiva, que ahora ha terminado, en la aplicación comercial de la misma. La empresa dice que, en vez, ésta ha sido capaz de capitalizar las fuerzas de Europa. Continúa aseverando que la ciencia basada en la biotecnología de plantas sostiene esquemas para empresas de alta tecnología, además de un medio de soporte financiero enfocado en la creación de valor real. Afirma que su elección deliberada de construir su plataforma en cereales está comenzando a dar réditos a la compañía, ahora que están discutiendo
con las empresas de semillas a lo largo y ancho del mundo, quienes están ansiosas de usar los caracteres genéticos que Crop Design ha descubierto”.
Para cumplir con esta idea de joint venture (empresa conjunta), el Instituto Inter-universidad para la Biotecnología de Flanders y la Universidad Nacional de Australia donaron los derechos intelectuales en el campo de ciclo celular de plantas en retorno de equidad.
Este caso es claramente ilustrativo como un ejemplo que muestra que la idea de que “la biotecnología salvará al mundo del hambre y la pobreza” no es más que un mito. Pero veamos el papel que le toca al tercer mundo en esta historia.
En mayo de 2003, cuando Crop Design anunció que comenzaría con la experimentación a campo ese mismo año, en una localidad no revelada, algunos concluyeron que la compañía europea, que ya había llevado a cabo experimentos en China anteriormente, volvería a usar a este país u otro en Asia para los ensayos. Pero ya en 2002 se habían otorgado a Crop Design cuatro (4) permisos para la liberación al medio de arroz genéticamente modificado, en la Argentina. Los cuatro eventos para ensayo a campo correspondían a modificaciones de arquitectura para aumento de biomasa del cultivo. En 2003 se le otorgaron a Crop Design veinte (20) permisos más para liberación al medio ambiente en ensayos a campo de eventos de arroz modificados genéticamente, también en la Argentina. Las características conferidad por las modificaciones genéticas que serían experimentadas a campo son las combinaciones diversas descriptas a continuación:
*tolerancia a estreses abióticos (3 construcciones)
*con aumento de índice de cosecha (1 construcción)
*aumento de índice de cosecha, para aumentar la biomasa de la parte aérea, el peso total y el número total de semillas (1 construcción)
*para modificar el crecimiento y la arquitectura de la planta (1 construcción)
*con modificación de la arquitectura para aumentar la biomasa de la parte aérea (1 construcción)
*para aumentar el tiempo medio de crecimiento (1 construcción)
*para incrementar la altura de la planta, el número de tallos, el peso total de semillas y el número total de semillas (1 construcción)
*para aumentar el índice de cosecha, el peso total de semillas y el número total de semillas (1 construcción)
*para aumentar el peso total y el número de semillas (3 construcción)
*para incrementar el índice de cosecha, el peso de mil semillas, peso total de semillas y número total de semillas (1 construcción)
*para aumentar la biomasa de la parte aérea, número de espigas primarias, peso total de semillas y número total de semillas (1 construcción)
*para incrementar el índice de cosecha, la biomasa, el número de semillas llenas y número total de semillas (1 construcción)
*para aumentar el número de tallos, el peso total de las semillas, el número total de las semillas (1 construcción)
*para aumentar el índice de cosecha y reducir la altura de la planta (1 construcción)
*para aumentar el número de tallos y de espigas (1 construcción)
*para aumentar el peso de mil semillas (1 construcción)
En resumen, la historia de este caso testigo es que la tecnología fue desarrollada en Europa, EEUU y Australia. Los derechos intelectuales fueron entregados por científicos de estos países a cambio de retorno de equidad. Un instituto estatal europeo proveyó los fondos a la empresa privada europea. El papel de un país del tercer mundo, en este caso el de la Argentina, fue el de proveer la tierra donde el arroz modificado genéticamente pudiera ser testeado. ¿Será ésto lo que se entiende como transferencia de tecnología del mundo desarrollado al tercer mundo?
Por otro lado, en septiembre de 2001, Crop Design llegó a un acuerdo con el Proyecto Genoma de Caña de Azúcar de Brasil (SUCEST). En este acuerdo, se le ofreció a Crop Design el acceso exclusivo a la base de datos de SUCEST, por un término no revelado. Crop Design sería responsable de la comercialización de los resultados de esta alianza fuera de Brasil, mientras que la explotación comercial en Brasil sería responsabilidad conjunta de los socios de la alianza.
Brasil comercializaría exclusivamente los resultados del programa en caña de azúcar dentro de Brasil. El proyecto genoma de SUCEST, basado en San Pablo, Brasil, fue financiado por la Agencia de Investigación Estatal de San Pablo, FAPESP. En este caso, el financiamiento público desde un país del tercer mundo le sirvió, al final, a una compañia del mundo desarrollado.
Uno debería temer realmente, cuando la FAO dice que los cultivos de alimentos básicos como la casava, la papa, el arroz y el trigo no reciben mayor atención por parte de los científicos.
Investigando un poco, el mundo de los negocios de la biotecnología nos debería llevar a preguntar si esta aseveración de la FAO surge por pura inocencia o si hay algo detrás de ella; por cuya causa deberíamos mantener los ojos bien abiertos sobre este organismo de las Naciones Unidas.
La aventura de Crop Design pone en relieve la verdadera motivación, detrás del desarrollo biotecnológico en la agricultura: un gran negocio, para unas pocas empresas, que sólo están interesadas en vender su tecnología, a las compañías semilleras y agroquímicas, que venden sus productos en paquetes semillas/agroquímicos. Y esto dicho por los mismos directivos de Crop Design.
¿En qué parte de esta historia hay alguien que se preocupe de los intereses de los pueblos originarios y los campesinos del tercer mundo? ¿De qué forma puede el modelo de biotecnología agropecuaria ayudar al “pobre”? Si a alguien le queda alguna duda sobre las ideas y las intenciones detrás del mito “la biotecnología salvará al pobre”, que se anote en la 5ta Conferencia Internacional de Biotecnología en Agricultura, “AgBiotech goes Europe”, ABIC 2004, que se llevará a cabo en Colonia, Alemania entre el 12 y el 25 de septiembre de 2004, hospedada por Phytowelt. Una recorrida por su página de internet podría ayudar a los soñadores utópicos que creen en una biotecnolgía de justicia social, puedan volver a poner los pies en la tierra. Claro que para ello, deben revisar su posición ideológica dentro de su papel en la ciencia. Deben repensar la sinceridad de su discurso y decidir si, auténticamente, quieren estar del lado de sus patrocinantes o trabajar para desarrollar ciencia sustentable que sirva verdaderamente a la misma ciencia y porqué no, a su pueblo.

1.2.3. http://www.nuffieldbioethics.org/publications/pp_0000000017.asp
4.Targeted Growth and Crop Design conclude research collaboration and license agreement. Results expected to have broad application to crop improvement. Seattle, Washington and Gent, Belgium, May 9, 2001
5.
http://www.cropdesign.com/
6.Crop Design receives large IWT grant to develop stress tolerant cereal crops. Gent, June 26th, 2003.
7.CropDesign’s TraitMill Delivers Yield Enhancement Traits for Cereal Crops, GENT, BELGIUM, November 21, 2003
8.CBIC From Bio journal.
Marubeni to represent GM rice developer Crop Design, July 2003.
9.Comisión Nacional de Biotecnología Agropecuaria, Argentina.
10.CropDesign and SUCEST in Functional Genomics Alliance, Gent, Belgium/Sao Paulo Brazil, September 4, 2001
11.
http://www.fapesp.br/
12. http://www.abic2004.org/

 

Fuente: GRR

Convocatoria: El Hambre es un crimen


Ni un Pibe Menos
 
El Hambre es un crimen. Hay que detenerla. Sí o sí. Porque en nuestro país no faltan ni alimentos, ni platos, ni madres, ni médicos, ni maestros, faltan en cambio la voluntad política, la imaginación institucional, la comprensión cultural y las ganas de construir una sociedad de semejantes que asegure a nuestros hijos las oportunidades vitales para que puedan crecer con dignidad. Es imperativo terminar con un sistema económico -que en la mayoría de los casos- no da hijos sino hambre, que no da futuro sino Paco, que talla caricias olvidadas en cuerpos olvidados.

Niños hermosos nacen a la muerte, aunque ya todos sepamos que la infancia es el principal recurso natural no renovable de nuestro país, ya que la mayoría de las capacidades humanas quedan -de alguna manera- determinadas durante los primeros años de vida, cuando los niños están haciendo ahora mismo sus huesos, criando su sangre y ensayando sus sentidos.

La infancia es por lo tanto la gran oportunidad de la sociedad para mejorarse a sí misma en lo biológico, en lo cultural, en lo económico, incluso en lo político. La infancia es el terreno más fértil para sembrar inteligencia, trabajo, creatividad, justicia y democracia.

Sin embargo, los niños se nos mueren de hambre por decenas cada amanecer. Se nos mueren “acabaditos de nacer”, mientras los padres lloran por los días hermosos, cuando la vida era azul.

Sin una infancia sana, amasada y entera, es impensable una Argentina mejor. Porque un país que mutila a sus niños, es un país que se condena a sí mismo.

¿Cuánto tendrán que andar nuestros hijos pobres, para no morirse de hambre, como goteras vivas que desangra las estrellas? Entre dolores y silencios hay una calle por donde marchan los niños hacia una primavera que se domicilia en los extremos del viento borrando de los calendarios, la contribución de sangre a la acumulación capitalista.

Pero nuestros PIBES vencerán, porque son el golpe temible de un corazón no resuelto: Con ternura y airosos como alas.

Alberto Morlachetti
Coordinador Nacional

La Campaña 2008 contra el hambre inexplicable se ha de lanzar oficialmente el día 6 de Marzo en la ciudad de Rosario, en el Centro Cultural de La Toma, en calle Tucumán 1349, a las 20 hs. Días después, proseguirá en las distintas ciudades del país finalizando, meses después, con una Marcha Nacional, que atravesará territorios e imaginarios para terminar definitivamente con el hambre que nos avergüenza.

Invitamos a que hagan llegar su adhesión y compromiso, vía correo electrónico o postal, a chicosdelpueblo@pelotadetrapo.org.ar o a Uruguay 209 de Avellaneda, Código Postal 1870, Provincia de Buenos Aires.

Para más información y para envío de ADHESIONES:

E-mail:
chicosdelpueblo@pelotadetrapo.org.ar

Agencia de Noticias de Niñez y Juventud Pelota de Trapo: www.pelotadetrapo.org.ar

Teléfonos: (011) 4218-4502 / 4208-4341 / 15-5327-4170 / 15-3161-1754

El copago en actividades preventivas afecta a las clases más desfavorecidas


El estudio de Trivedi publicado en enero en el New England Journal of Medicine trata el tema del copago como mecanismo para la racionalización del uso de los servicios sanitarios.

En concreto analizó como el copago afecta al acceso a la mamografía en un grupo de mujeres (entre 65 y 69 años de edad).

Para ello uso enormes bases de datos (metodología cada vez más habitual) con datos entre 2001 y 2004. Se incluyeron 366.475 mujeres (550.082 observaciones individuales basadas en un estandar de calidad para mamografías denominado HEDIS), que se dividieron en dos grupos. El grupo con cobertura completa (es decir, que no tenían que pagar nada de su bolsillo para hacerse la mamografía o menos de 10 dólares que es aproximadamente el 10% del coste de una mamografía) y el grupo de copago (que tenía que pagar más de 10 dólares por hacerse una mamografía).

Ambos grupos eran similares en características excepto que las mujeres negras y aquellas que vivían en barrios más pobres abundaban más en los seguros que exigían “copago” que en USA suelen ser más baratos (usaron el código postal para estimar el nivel socioeconómico de las pacientes).

En el caso de sistemas con copago en 2004 el 69.3% de las mujeres de esa edad se realizó mamografía. En el caso de los sistemas sin copago el porcentaje era mayor (del 75.3%).

Hay que tener en cuenta que el porcentaje ideal sería del 100%, puesto que la mamografía es una prueba de cribado costo-efectiva a esa edad.

Algunos factores se relacionaron independientemente con la probabilidad de no acceder a la mamografía:

– El copago (-7.2% estimado)
– Vivir en barrios pobres (-3.9%)
– Nivel de estudios bajo (-4.8%) y medio (-2.5%)

Además, en el caso de los sistemas de copago, este no afecta igual a ricos (-5.4%) que a pobres (-8.4%), ni a las personas con estudios superiores (-4.6%) igual que a personas sin estudios (-12.3%), ni a los negros (-4.3%) que a los blancos (-7.8%).

Comentarios:

El sistema de copago es frecuentemente defendido por muchos (pacientes, médicos y políticos) como la solución a la saturación y abuso de los sistemas sanitarios.

A priori parece una buena solución y de hecho este estudio demuestra que efectivamente el copago disminuye el uso de los servicios sanitarios.

Pero lo cierto es que los sistemas de copago no afectan por igual a todas las personas. En este caso, como en muchos otros, nos encontramos ante uno de los principios fundacionales de la atención primaria: la ley de los cuidados inversos.

Descrita por primera vez por Hart, un médico rural de Gales en 1971 en el Lancet, la ley de los cuidados inversos dice que aquellas personas que más necesitan los servicios sanitarios son las que menos servicios sanitarios reciben. Una de las tareas de la atención primaria es revertir este principio en lo posible.

El copago empeora el fenómeno de los cuidados inversos puesto que afecta más a las clases bajas (económica y educacionalmente).

El editorial acompañante al artículo lo expresa de una forma clara. El sistema de copago tiene como premisa que los individuos (usuarios en vez de pacientes) son capaces de tomar decisiones racionales e informadas a la hora de consumir servicios sanitarios.

La existencia de esta premisa (que el comprador toma decisiones racionales e informadas en busca de su máximo beneficio) es la base de todo sistema de libre mercado.

Por desgracia en el caso de los servicios sanitarios, y especialmente en el caso de actividades preventivas esta premisa no se cumple.

Aunque la mamografía es una prueba que es claramente beneficiosa y costo-efectiva y pese a que las mujeres están claramente informadas sobre sus beneficios y utilidad, la introducción del copago disminuye el uso de las mamografías, y lo que es más importante, lo hace más en las mujeres pobres y sin estudios.

Fuente: Caminito del MIR. 

Fiebre tifoidea e inmunizaciones


Although typhoid fever, caused by infection with Salmonella enterica serovar Typhi (often called S. typhi), long ago ceased to be a public health problem in industrialized countries, it is still a substantial cause of illness and death in many developing countries. According to the World Health Organization (WHO), there are 16 million to 33 million cases and 500,000 to 600,000 deaths from typhoid fever annually,1 though one study conservatively estimated that 22 million cases and 216,000 related deaths occurred in 2000.2 This death rate is not much lower than the estimated 270,000 annual deaths from cervical cancer, caused largely by the human papillomavirus (HPV), and is considerably greater than mortality from meningococcal meningitis and Japanese encephalitis.3 But whereas there has been considerable international momentum behind introducing vaccines against HPV and meningococcus, vaccination against typhoid fever has largely fallen off the international radar screen.

Articulo completo en NEJM

DeRoeck, Denise, Jodar, Luis, Clemens, John. Putting Typhoid Vaccination on the Global Health Agenda. N Engl J Med 2007 357: 1069-1071

Blogged with Flock