Estimating Incidence from Prevalence in Generalised HIV Epidemics: Methods and Validation


Fuente: PLoS Medicine

Timothy B. Hallett1*, Basia Zaba2,3, Jim Todd4, Ben Lopman1, Wambura Mwita3, Sam Biraro4, Simon Gregson1,5, J. Ties Boerma6, on behalf of the ALPHA Network

1 Imperial College London, London, United Kingdom, 2 London School of Hygiene and Tropical Medicine, London, United Kingdom, 3 National Institute for Medical Research, Mwanza, Tanzania, 4 Medical Research Council/Uganda Virus Research Institute, Uganda Research Unit on AIDS, Entebbe, Uganda, 5 Biomedical Research and Training Institute, Harare, Zimbabwe, 6 World Health Organization, Geneva, Switzerland

Background

HIV surveillance of generalised epidemics in Africa primarily relies on prevalence at antenatal clinics, but estimates of incidence in the general population would be more useful. Repeated cross-sectional measures of HIV prevalence are now becoming available for general populations in many countries, and we aim to develop and validate methods that use these data to estimate HIV incidence.

Methods and Findings

Two methods were developed that decompose observed changes in prevalence between two serosurveys into the contributions of new infections and mortality. Method 1 uses cohort mortality rates, and method 2 uses information on survival after infection. The performance of these two methods was assessed using simulated data from a mathematical model and actual data from three community-based cohort studies in Africa. Comparison with simulated data indicated that these methods can accurately estimates incidence rates and changes in incidence in a variety of epidemic conditions. Method 1 is simple to implement but relies on locally appropriate mortality data, whilst method 2 can make use of the same survival distribution in a wide range of scenarios. The estimates from both methods are within the 95% confidence intervals of almost all actual measurements of HIV incidence in adults and young people, and the patterns of incidence over age are correctly captured.

Conclusions

It is possible to estimate incidence from cross-sectional prevalence data with sufficient accuracy to monitor the HIV epidemic. Although these methods will theoretically work in any context, we have able to test them only in southern and eastern Africa, where HIV epidemics are mature and generalised. The choice of method will depend on the local availability of HIV mortality data.

Funding: TBH, SG, BL, and WM thank the Wellcome Trust; BZ was supported by a grant from Global Fund to Fight AIDS, Tuberculosis and Malaria; JT and SB were supported by UK MRC. The funders had no role in the study design, analysis, and preparation of the manuscript or the decision to publish.

Competing Interests: The authors have declared that no competing interests exist.

Academic Editor: Peter Ghys, Joint United Nations Programme on HIV/AIDS, Switzerland

Citation: Hallett TB, Zaba B, Todd J, Lopman B, Mwita W, et al. (2008) Estimating Incidence from Prevalence in Generalised HIV Epidemics: Methods and Validation. PLoS Med 5(4): e80 doi:10.1371/journal.pmed.0050080

Received: May 21, 2007; Accepted: February 15, 2008; Published: April 8, 2008

Copyright: © 2008 Hallett et al. This is an open-access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original author and source are credited.

Abbreviations: ART, antiretroviral therapy; DHS, Demographic and Health Surveys; PYAR, person-years at risk

* To whom correspondence should be addressed. E-mail: timothy.hallett@imperial.ac.uk

Las deudas pendientes del VIH


Las deudas pendientes del VIH

En 2001, la Argentina asumió compromisos en la ONU en materia de VIH-sida y salud sexual. Un grupo de ONG presenta hoy un informe que alerta sobre el atraso en el cumplimiento de aquellas metas. Aquí, las principales observaciones del estudio.

//

https://i0.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080312/notas/na18fo01.jpg

Existe una falta de especialistas en VIH-sida en los servicios públicos de salud sexual.
Imagen: Rafael Yohai

Comparta esta nota con un amigo
E-Mail de su amigo
Su nombre
Su E-Mail

Por Mariana Carbajal

La Argentina no está cumpliendo con los compromisos asumidos ante la ONU en materia de sida y salud sexual y reproductiva. Un grupo de ONG monitoreó el avance en las metas fijadas en 2001 y encontró retrasos significativos para alcanzarlas, particularmente en cuanto a la prevención del contagio del virus entre adolescentes, de acuerdo con el informe que presentarán hoy y cuyas principales conclusiones adelanta Página/12.

Para el 2005, es decir, hace tres años, el país debía asegurar que por lo menos el 90 por ciento de los jóvenes de ambos sexos de 15 a 24 años tuvieran acceso a la información y la educación específica sobre VIH para reducir la vulnerabilidad a la infección. La educación sexual todavía sigue sin ser una realidad en las aulas en todas las provincias y ni siquiera el Ministerio de Educación de la Nación terminó de definir los lineamientos curriculares básicos, como le ordena la ley aprobada en 2006 por el Congreso, para que se dicte la temática en forma integral en cada jurisdicción. También faltan campañas en los medios específicas y periódicas de prevención. “La distribución por edad de los casos de sida presenta evidencias significativas de que los adolescentes constituyen un grupo de alta vulnerabilidad”, alerta el informe al que accedió este diario.

¿Cómo surgieron las metas? En 2001 la ONU llamó a sesiones extraordinarias para abordar el problema de la expansión mundial de la enfermedad. En ese marco se fijó una serie de objetivos en la lucha contra el sida a cumplir a cinco, diez y quince años en cada país: aquella declaración de compromisos se conoce como “metas Ungass”. El eje se puso en las adolescentes y en las jóvenes por las características que está teniendo la epidemia tanto en la Argentina como en el resto del mundo: la tendencia expresa que se extiende cada vez más entre mujeres.

La evaluación del avance de los compromisos asumidos por el gobierno argentino corrió por cuenta de un conjunto de ONG, coordinado por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) que encabeza la epidemióloga Mabel Bianco. “El proyecto de monitoreo es una iniciativa de una entidad brasileña, y se realiza simultáneamente en otros 14 países, ocho de Latinoamérica, tres de Asia y otros tres de Africa”, destacó Bianco en diálogo con Página/12.

Además de la falta de educación sexual y campañas de prevención entre jóvenes y adolescentes, el informe señala otros incumplimientos graves de las metas “Ungass” de parte de la Argentina. “Falta coordinación entre los programas nacionales de lucha contra el sida y de salud sexual y reproductiva. Esto se traduce en la falta de especialistas en VIH-sida en los servicios públicos de salud sexual y reproductiva. Si una mujer con VIH está bajo un tratamiento antirretroviral, se le deben ajustar las dosis de los anticonceptivos. Pero los profesionales no lo saben y si una mujer dice que tiene VIH no la quieren atender, le dicen que no tiene que procrear. En algunos centros de salud suele haber un médico o médica ‘amigable’ con la temática, pero no son suficientes y ésa no es la solución”, comentó Bianco. Otra meta incumplida es la implementación a nivel nacional de un protocolo que reglamente la atención de las mujeres víctimas de violencia sexual y que especifique la provisión de anticoncepción hormonal de emergencia y de la profilaxis “post exposición” para evitar el contagio del VIH. En algunos hospitales se aplica y provincias como Buenos Aires avanzaron con normativas sobre el tema, pero no hay una política extendida en el país.

“Lo que sí se hizo es que se mejoró el acceso de las mujeres a la oferta del test para la prevención de la transmisión madre-hijo. Sin embargo, todavía hay muchas demoras para que puedan hacérselo y entre que algunas mujeres van tarde a la consulta prenatal y el examen se demora, un gran porcentaje de mujeres con VIH llega a recibir el tratamiento a último momento del embarazo”, señaló Bianco.

Los resultados del monitoreo se presentan hoy a las 12 en el Café Tortoni. Estarán representantes de las 14 ONG que trabajaron convocadas por FEIM, entre las que figuran la Fundación Huésped, las delegaciones de las ciudades de Santiago del Estero y de Paraná de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar), la Asociación Civil Jóvenes Adolescentes Comprometidos y Activos, de Posadas, la Asociación Civil Trama, de la Municipalidad de Vicente López, la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (Alitt) y Católicas por el Derecho a Decidir, de Córdoba, entre otras.